La Administración Antidrogas estadounidense (DEA, por su sigla en inglés) anunció este viernes el fin de una serie de operaciones contra los cárteles de Sinaloa y Juárez, que se prolongaron durante dos años con un saldo de 3,780 detenidos y un decomiso de más de 148 millones de dólares en efectivo

La operación "Debajo de la cintura" ("Below the Beltway") arrancó en mayo de 2010 en 79 ciudades tanto estadounidenses como mexicanas, centroamericanas e incluso europeas y de otros continentes, informó la DEA en su comunicado.

Las autoridades policiales de esos países decomisaron más de 6 toneladas de cocaína, 4.5 toneladas de metanfetaminas, 734 kilos de heroína, 150 toneladas de marihuana, y más de 148 millones de dólares en efectivo.

"Conseguimos orquestar una amplia oleada de acciones policiales coordinadas y agresivas para debilitar a esos cárteles y a sus asociados", explicó la DEA, que dio por terminada la operación el jueves.

Los cárteles de Sinaloa y Juárez son considerados dos de las organizaciones más importantes y sangrientas de México, que sufre una ola de violencia que ha causado más de 60,000 muertos en los últimos seis años.

mac