La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que se arraigó por 30 días a los 12 efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Monterrey, detenidos ayer por presuntos nexos con la delincuencia organizada.

La dependencia estatal indicó que la medida cautelar, prevista en el Código Penal de Nuevo León, fue solicitada por un agente del Ministerio Público del Fuero Común y concedida posteriormente por un juez local.

Entre los agentes municipales arraigados destaca el comandante David Eduardo Jasso Contreras, quien junto con 11 policías rasos es investigado por delitos cometidos en contra de la administración y procuración de justicia, además de nexos con la delincuencia organizada.

La docena de policías regiomontanos la completan Gustavo Sánchez Mendoza, Juan Hernández Hernández, Linda Magaly Coronado Pérez, Pedro Ibarra Ruiz, Luz Martínez Zaragoza y José Juan Soto Olivares.

Asimismo, se arraigó a Braulio Maldonado Meléndez, David Rodríguez Hernández, Víctor Raúl Loredo Martínez, Gustavo Ruiz Ríos y Jorge Castañeda Gómez.

Los 12 elementos de la policía regiomontana fueron internados en la Academia Estatal de Policía durante la madrugada de hoy.

La acción deriva del operativo de localización y presentación ante la autoridad correspondiente de elementos adscritos a la mencionada corporación, realizado ayer por la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), con apoyo de efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

/doch