El ejército responsabilizó a un presunto jefe del cartel de Los Zetas de asesinar a seis militares y atentar contra un jefe policial municipal en el estado norteño de Nuevo León, uno de los más afectados por la violencia del crimen organizado.

Las fuerzas armadas presentaron el jueves a la prensa a Héctor Raúl Luna Luna, alias ``El Tory'' y señalado como jefe de Los Zetas en la ciudad norteña de Monterrey, quien supuestamente admitió los asesinatos y ser uno de los responsables de un ataque con granadas contra el consulado de Estados Unidos en esa localidad en 2008.

El subjefe operativo de la Secretaría de la Defensa Nacional, general Edgar Luis Villegas, dijo a la prensa que Luna fue detenido junto con un presunto cómplice identificado como David Eduardo Fuentes Martínez, alias ``El Chile'' o ``El Mantequilla''.

``El Tory'' es también considerado autor de un ataque en mayo, del que salió ileso el general brigadier retirado Hermelindo Lara, jefe de la policía del municipio de Escobedo, vecino a Monterrey.

Villegas informó que a los detenidos se les incautaron cinco armas largas, incluido un fusil Barret calibre .50, un lanzagranadas calibre 40 milímetros, una pistola calibre 5,7x28 mm. (conocida como ``mata policías''), además de dos granadas de mano de fragmentación y otras dos calibre 40mm. También llevaban varias dosis de cocaína y marihuana y 30 teléfonos celulares.

El ataque al consulado estadounidense en Monterrey el 12 de octubre de 2008 ocurrió cuando Los Zetas mantenían una alianza con el Cartel del Golfo.

El gobierno ha dicho que en los últimos meses se registró una ruptura entre el grupo del Golfo y Los Zetas, que escaló de ser una organización de sicarios a un cartel de las drogas por sí mismo.

Monterrey, capital del estado norteño de Nuevo León y a casi 900 kilómetros al norte de la ciudad de México, se ha visto sacudida en los últimos meses por diversos ataques y asesinatos del narcotráfico, que las autoridades atribuyen al enfrentamiento de Los Zetas con sus antiguos jefes del cartel del Golfo.

La violencia del crimen organizado ha dejado más de 22.700 muertes desde que el presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva contra el crimen organizado en diciembre de 2006.

Hallan dos cadáveres en Guerrero

En otro hecho, la policía del estado de Guerrero, en el sur del país, informó el hallazgo de dos asesinados en hechos separados.

Uno de los occisos, un hombre de 50 años, fue hallado envuelto en una lona y se encontraba decapitado con la cabeza entre sus piernas, sentado y sobre una columna de concreto, en el municipio indígena de Tecoanapa. ``Sobre el cuerpo dejaron una cartulina con una leyenda'', indica el reporte que omite el contenido del mensaje.

El otro cadáver en avanzado estado de descomposición se encontró en la cajuela (maletero) de un auto con placas del Distrito Federal, abandonado en el municipio de Taxco. El cuerpo tenía las manos atadas, presentaba golpes contundentes en la nuca, así como otras huellas de tortura

Se desconocían los autores, o los móviles de los crímenes, según admite el reporte policial.

apr