Ricardo Trevilla, vocero de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), informó de la muerte de Luis Cabrera Sarabia, a quien señalan como responsable de las operaciones del narcotráfico para Joaquín Guzmán Loera, luego de un enfrentamiento armado en Canatlán, Durango.

En conferencia de prensa, en las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), el vocero de la Sedena dijo que, además del fallecimiento del hermano de Felipe Cabrera, recién capturado, y su escolta personal, fueron detenidas 11 personas, de las que una está hospitalizada, y hubo tres bajas entre los militares.

El general Trevilla expresó que labores de inteligencia ubicaron el paradero de Cabrera en la finca La Cañada del Chile, por lo que se planeó un asalto por aire y tierra con tropas de élite, que cercó a los individuos que las autoridades señalan como responsables de la violencia en Durango y Chihuahua.

El vocero detalló que luego de capturar a Felipe Cabrera, el 23 de diciembre del 2011, en Culiacán, Sinaloa, se desarrollaron eventos de inteligencia en el marco de la Operación Laguna, a través de los cuales se detectó quién dirigía el trasiego de droga y daba órdenes desde la finca mencionada, 60 kilómetros al norte de Durango.

Por esta razón se puso en marcha un operativo el 20 de enero. Los elementos que llegaron por aire y tierra fueron descubiertos por los sospechosos, que iniciaron una balacera.

Al ser detenidos los 11 individuos, uno resultó herido y durante la refriega cayeron dos soldados, pero las escaramuzas se prolongaron cuando Luis Cabrera y su escolta burlaron el cerco y se refugiaron en una cueva, desde donde resistieron a su arresto, informó la Sedena. En ese nuevo asalto fue abatido otro soldado.

El enfrentamiento se dio por terminado con la muerte de Luis Cabrera Sarabia y su escolta, de quien las autoridades no proporcionaron el nombre.

CON SOLICITUD DE EXTRADICIÓN

DETIENEN OPERADOR DEL PACÍFICO QUE BUSCA EU

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó de la captura de Fidel Mancinas o Roberto Labrador, quien es requerido por la justicia de Estados Unidos. Además, las autoridades mexicanas lo identifican como uno de los principales integrantes de la estructura del Cártel del Pacífico.

La dependencia federal precisó que Mancinas, quien operaba en Nogales, Agua Prieta, Naco y Cananea, en Sonora, fue capturado por elemento de la Policía Federal en la carretera Imuris-Cananea, y fue trasladado a la ciudad de México y puesto a disposición del Juzgado I de Distrito de Procesos Penales Federales del reclusorio Norte, donde existía una orden de aprehensión en su contra. La SSP reportó que fue gracias a líneas de investigación y labores de inteligencia que pudo ser detenido.

De acuerdo con la solicitud de extradición, Mancinas es requerido en la Corte Federal del Distrito de Arizona, Texas, luego de que en el 2009 ocurrieran dos accidentes automovilísticos en los que 11 indocumentados perdieron la vida y otros más resultaron heridos.

El expediente lo señala como traficante de indocumentados, además de acusarlo como responsable de pérdida de vidas humanas y lesiones de migrantes, sin mencionar delitos contra la salud o conspiración criminal.

Ahora, después de que sea declarado formalmente preso, se esperará que la Embajada de Estados Unidos en México formalice la solicitud de extradición, para lo cual tiene un plazo de 90 días.

rtorres@eleconomista.com.mx