El próximo 25 de octubre Cementos Mexicanos (Cemex) reportará sus resultados financieros del tercer trimestre del 2017, los cuales se anticipan con caídas en el flujo operativo (EBITDA) y reducción en rentabilidad por débiles operaciones, de acuerdo con analistas bursátiles.

Para el negocio en México, el volumen de ventas podría reflejar presiones debido a los sismos de septiembre y en Estados Unidos por los huracanes Harvey, que afectó Texas, e Irma en Florida, indica un análisis de Banorte IXE.

Al respecto, Citibanamex coincidió en que los fenómenos meteorológicos le pegará a las ventas de la firma por el cierre temporal de sus operaciones en Estados Unidos. Sólo Texas representa 18% del volumen en el mercado estadounidense y 3% a nivel global.

A ello se suman las “presiones por el efecto de la conversión cambiaria, debido a la apreciación de 5% en promedio que registró el peso frente al dólar entre julio y septiembre”, puntualizó Banorte IXE. Por ello, anticipa que el tercer trimestre de este año Cemex tendría una caída de 7.1% en el EBITDA y de 12.9% en la utilidad de operación. Por el contrario, las ventas en dólares crecerían 2%, respecto al mismo periodo del 2016.

Citibanamex refirió en un documento que la debilidad en varios mercados de Cemex se mantendría en el tercer trimestre. EU y México contribuirían a los recortes.

“Rebajamos nuestras proyecciones en EU por las interrupciones relacionadas con los huracanes y en México por no lograr mantener el incremento en precios de julio del 2017”, acotaron.

Las proyecciones de Citibanamex colocan al EBITDA de la cementera con una reducción de 4% a 736 millones de dólares. Respecto a los volúmenes de cemento se prevé una caída de 3% en el tercer trimestre del año.