Los precios del crudo subían la mañana de este martes, mientras la escasez de suministro de gas natural, electricidad y carbón continúa en el mundo y el descenso de las temperaturas en China reaviva la preocupación sobre si el mayor consumidor energético global puede satisfacer la demanda local para calefacción.

A las 10:15 GMT, el crudo referencial Brent ganaba 68 centavos, o un 0.79%, hasta los 85,01 dólares el barril, tras ceder un 0.6% en la víspera. El contrato acumula un alza cercana al 7% en lo que va de mes.

Por su parte, los futuros del crudo West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) mejoraban 96 centavos, o un 1.19%, hasta los 83.42 dólares el barril, extendiendo el alza del 0.2% del lunes y avanzando casi un 10% en el mes.

En un mercado alcista, el Brent suele ser el que marca el camino hacia arriba, pero en esta ocasión, asuntos domésticos (en Estados Unidos) ofrecen un apoyo extra al WTI", dijo Tamas Varga, analista de PVM Oil Associates.

"La reciente temporada de huracanes fue tan disruptiva que los productores (estadounidenses) no se han recuperado aún por completo de los daños causados por (el huracán) Ida", agregó.

Ahora que las temperaturas empiezan a caer en el hemisferio norte, donde se aproxima el invierno boreal y está subiendo la demanda de calefacción, es probable que los precios del petróleo, el carbón y el gas natural sigan altos, dijeron operadores y analistas.

Se espera que la producción petrolera en Estados Unidos suba, limitando el avance de los precios. Se prevé que el bombeo en la principal formación de esquisto del mayor productor mundial de crudo haya seguido aumentando el mes pasado, según la Administración de Información de Energía (EIA).