El banco estadounidense Wells Fargo registró una pérdida neta de 2,400 millones de dólares en el segundo trimestre después de reservar 8,400 millones para protegerse ante un eventual empeoramiento de la situación debido a la pandemia de coronavirus.

Para ahorrar efectivo, el banco también anunció que reducirá los dividendos que paga por acción, de 51 centavos en el segundo semestre a 41 centavos en el tercero.

La pérdida por acción fue de 66 centavos en el segundo trimestre, mas de tres veces superior a lo esperado por el mercado (-20 centavos).

Los títulos de la compañía se dejaban caer casi un 4% antes de la apertura oficial de Wall Street este martes.

Los 17,800 millones de dólares de facturación del banco también decepcionaron al mercado, donde se esperaba una cifra cercana a los 18,400 millones.