Un informe mensual de ventas por debajo de lo estimado y su facilidad de venta en una jornada de alta volatilidad impactaron la cotización de Walmart de México y Centroamérica el martes, pues cayó 3.90% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Una parte importante de la caída de hoy es el reporte de ventas. Es más bajo, no solamente de lo estimado por el mercado, sino de lo que tiende a reportar normalmente. Sí hay un efecto calendario, pero aún sin este factor hay un bachecito”, explicó Amín Vera Cerda, director de Análisis Económico de Black Wallstreet Capital.

El lunes la minorista informó que en septiembre sus ventas en tiendas con más de un año de operación aumentaron 3.1%, menor a 4% que preveía el mercado.

El martes hubo una corrección moderada en los mercados, y, dada la alta bursatilidad de la emisora, fue la firma con la mayor caída del S&P/BMV IPC. Sus títulos cerraron a 55.62 pesos cada uno, en comparación con 57.88 pesos del lunes. En tanto, el índice referencial mexicano también cayó 0.97%, en línea con los mercados en Estados Unidos.

“Hoy fue un día de ajuste fuerte en los mercados, y Walmart es de las tres más grandes del IPC. Si ajusta México, ajusta Walmart. También por ahí va el efecto. Alrededor de 2 y 2.5 puntos porcentuales son por el mercado, y el resto por su desempeño”, aclaró el especialista.

En términos de capitalización, este ajuste la hizo bajar de 1.01 billones de pesos que valía a 971,203 millones de pesos, una diferencia de 39,463 millones, según datos de Economática.

“Si bien es cierto que los principales indicadores de consumo apuntan a que continuará con cierto dinamismo, es un hecho que ha perdido los niveles observados en años anteriores”, sostuvo Alejandra Marcos, directora de Análisis de Intercam.

Walmart tuvo un crecimiento de 3.1% en el ticket promedio, mientras que su tráfico en tiendas terminó plano en septiembre.

“Esperamos que la empresa siga registrando números positivos en ventas mismas tiendas, aunque no en la magnitud observada en el primer semestre del año. Consideramos que uno de los sectores más beneficiados de las políticas públicas de la nueva administración es el consumo. Creemos que Walmart será el autoservicio mejor posicionado para capitalizar el mayor gasto público”, afirmó Marcos.

Amín Vera fustigó la ética de la minorista respecto a las condiciones laborales de sus empleados y peticiones a sus proveedores, aunque reconoció que es una emisora muy defensiva del IPC ante el menor crecimiento económico.

[email protected]