Las acciones estadounidenses sufrieron este miércoles su mayor caída porcentual diaria en tres meses, extendiendo la baja tras el comunicado de política monetaria de la Reserva Federal, en una rueda en la que los principales índices también se vieron presionados por un descenso de Boeing.

En medio de las bajas, las acciones del minorista de videojuegos GameStop Corp y del operador de cines AMC Entertainment Holdings Inc duplicaron su valor el miércoles, continuando con la carrera alcista de la semana pasada.

Tras reducir brevemente las pérdidas, los descensos se aceleraron tras la declaración de la Fed, que mantuvo su tasa de interés referencial cerca de cero y no realizó cambios en su programa mensual de compra de bonos, comprometiéndose nuevamente a sostener esos pilares económicos hasta que haya una recuperación completa de la recesión generada por la pandemia.

"Dada la continua preocupación en torno al Covid y el decepcionante lento despliegue de la vacuna, es probable que la economía estadounidense pierda impulso en el primer trimestre del año", dijo Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors en Londres.

"Sin embargo, dado que el estímulo fiscal ha tomado el relevo de la política monetaria como lo único importante, Era dudoso que la Fed anunciara nuevas acciones este mes", agregó.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 633.87 puntos, 2.05%, a 30,303.17 unidades; mientras que el índice S&P 500 perdió 98.85 puntos, 2.57%, a 3,750.77 unidades.

En tanto, el índice Nasdaq cedió 355.47 puntos, 2.61%, a 13,270.60 unidades.

Cada uno de los tres principales índices registró su mayor descenso porcentual diario desde el 28 de octubre. Las bajas también llevaron al índice de referencia S&P 500 a acumular pérdidas en lo que va del año.

Boeing Co cayó y fue uno de los principales lastres del Dow Jones después de que el fabricante de aviones asumiera un cargo de 6,500 millones de dólares por su nuevo avión de pasajeros 777X debido a la pandemia del COVID-19 y a las consecuencias de una crisis de seguridad de su 737 MAX.