Wall Street cerró con amplias pérdidas el viernes víctima de una hemorragia vendedora que dejó al índice S&P 500 en su nivel más bajo desde agosto del 2014, luego de que los precios del petróleo se hundieron a menos de 30 dólares por barril.

La primera quincena del año ha sido difícil para el mercado bursátil de Estados Unidos pues en dos semanas el índice Nasdaq registró una caída de 10.36%. el índice Standard and Poor's perdió 8.01% y el industrial Dow Jones cayó 8.25 por ciento.

En la semana el índice Nasdaq lideró las pérdidas con una caída de 3.34% en Wall Street, seguido por el índice Dow Jones que perdió 2.19% y el Standard and Poor's que cayó 2.17 por ciento.

Según los datos preliminares de cierre, el promedio industrial Dow Jones perdió 390.97 puntos, o 2.39%, y cerró en 15,988.08 unidades, mientras que el S&P 500 cayó 41.55 puntos, o 2.16%, y terminó en 1,880.29 unidades.

El Nasdaq Composite, en tanto, perdió 126.586 puntos, o 2.74%, y terminó en 4,488.417 unidades.

NOTICIA: Por primera vez en 12 años, WTI baja a 29.42 dólares

En una sesión en la que las pérdidas fueron amplias y generalizadas, el volumen negociado fue inusualmente alto y más de una quinta parte de las acciones del S&P 500 tocaron mínimos de 52 meses. Los principales sectores del S&P cerraron en baja.

El sector energético cayó 2.87% acompañando un descenso de los precios del petróleo del 6.50%, en parte debido a temores a una desaceleración del crecimiento económico en China, donde los principales índices bursátiles se derrumbaron.

El sector tecnológico fue el gran perdedor del día, retrocediendo 3.15% presionado por los pobres resultados trimestrales de Intel. Las acciones del fabricante de microprocesadores cayeron 9.10 por ciento.

El S&P 500 ha retrocedido alrededor de 12.00% desde su máximo establecido en mayo, empujándolo en lo que generalmente se considera "territorio de corrección".

Las acciones de Citigroup cayeron 6.40%, mientras que las de Wells Fargo retrocedieron 3.59%, después de que ambos bancos reportaron resultados en línea con lo esperado.

Datos económicos conocidos el viernes en Estados Unidos tampoco fueron muy alentadores. Una inesperada caída de las ventas minoristas en diciembre y una menor producción industrial ese mismo mes sugirieron un panorama peor para el crecimiento económico en el cuarto trimestre.

frm