Las acciones estadounidenses comenzaron julio con optimismo este viernes y Wall Street cerró su mejor semana en dos años, ayudado por robustos datos de manufactura que alejaron temores sobre una desaceleración del crecimiento.

Los datos extendieron el repunte por quinto día consecutivo, si bien el escaso volumen operado planteaba interrogantes respecto a la sostenibilidad de la recuperación.

Sin embargo, los inversores eran cada vez más optimistas un día después de la solución temporaria a los problemas de Grecia y su deuda.

El S&P 500 subió más por encima del nivel de resistencia del promedio móvil de 50 días -fijado en 1,317 puntos-, estableciendo otro piso para el mercado después de que el índice superó varios niveles de resistencia técnicos.

"La magnitud de los movimientos de hoy se debe sin duda al escaso volumen", dijo John Norris, director gerente de gestión de patrimonio de Oakworth Capital Bank en Birmingham, Alabama. "Tomaremos un movimiento positivo de alguna manera, pero las ganancias podrían ser algo ilusorias", agregó.

El volumen fue exiguo, negociándose 6,200 millones de acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York, en el AMEX y en el Nasdaq, bien por debajo del promedio diario del año de 7., 50 millones de acciones.

El ritmo de crecimiento del sector manufacturero estadounidense repuntó por primera vez en cuatro meses, y el índice de la actividad fabril nacional trepó a 55.3 en mayo, según los datos del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por sus siglas en inglés).

Norris dijo que si bien los datos eran alentadores, el sondeo del ISM del sector servicios que se conocerá la semana próxima podría demostrar ser más importantes para los inversores.

"Las noticias son fantásticas, pero la manufactura constituye un segmento tan pequeño de la economía que esto no significa mucho para el PIB", dijo.

El promedio industrial Dow Jones subió 168.43 puntos, o 1.36%, a 12,582.77 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 ganó 19.03 puntos, o 1.44%, y a 1,339.67 unidades.

Por su parte, el índice Nasdaq Composite subió 42.51 puntos, o 1.53%, a 2,816.03 unidades.

El S&P subió 5.6% en la semana, en tanto el Dow ganó 5.4% y el Nasdaq sumó 6.2 por ciento. Fue, para los tres índices, la mayor ganancia porcentual en una semana desde junio del 2009.

Las acciones del sector de consumo discrecional encabezaron el avance diario, pero el volumen de operaciones en el mercado se ubicó bien por debajo del promedio de cara al feriado largo del 4 de Julio.

El índice S&P del sector de consumo discrecional avanzó 2%, liderado por la empresa de educación Apollo Group -una de las principales ganadores del S&P- con un alza de 6.4%, a 46.47 dólares.

Las acciones de Ford Motor subieron 1.7%, a 14.02 dólares, después de que la automotriz estadounidense dijo que las ventas se dispararon 14% en junio.

En tanto, las acciones de General Motors subieron 0.7%, a 30.58 dólares, después de que la compañía reportó un alza menor a la esperada en las ventas de junio en Estados Unidos.