Los mercados en Nueva York cerraron en alza este miércoles a pesar de datos negativas sobre el empleo en el sector privado en Estados Unidos en julio.

Su índicador principal, el Dow Jones registró su cuarta sesión consecutiva al alza, esta vez subiendo 1.39%, a 27,201.52 unidades.

En tanto el Nasdaq tuvo un nuevo récord de cierre en 10,998.40 puntos, tras subir 0.52 por ciento.

De su lado, el S&P 500 -de las mayores empresas cotizadas en bolsa-, ganó 0.64%, a 3,327.73 unidades.

Estados Unidos sumó 167,000 empleos en el sector privado durante el mes de julio, una cifra muy alejada de los 1.6 millones que esperaban los analistas, cuando la pandemia de covid-19 aún perturba la actividad empresarial, informó el miércoles la firma de servicios de nóminas ADP.

"La recuperación del mercado laboral se enlenteció en el mes de julio", dijo Ahu Yildirmaz, vicepresidente del Instituto de Investigación ADP.

"Hemos visto esa ralentización impactar en empresas de todos los tamaños y sectores", agregó.

Esta desaceleración de la recuperación de empleos se debe al cierre de comercios y restaurantes en buena parte del país, donde los casos de coronavirus volvieron a subir.

"Los inversores consideran que la encuesta de ADP no fue un indicador particularmente útil para anticipar las cifras mensuales de la Oficina de Estadísticas Laborales", destacó Sam Stovall, jefe de estrategia de inversiones de CFRA Research.

Esta oficina dependiente del Departamento de Trabajo, publicará el viernes un informe esperado sobre el empleo y la tasa de desempleo en julio.

El presidente Donald Trump anunció el miércoles en Fox News que este documento contendrá "cifras importantes", sin precisar si serán positivas o negativas.

La bolsa también se vio impulsada por la suba de las acciones del grupo de entretenimiento Disney (+8.80%), que publicó sus resultados trimestrales el martes al finalizar la jornada.

The Walt Disney Company informó el martes que sus ganancias trimestrales se vieron fuertemente afectadas por el cierre de parques temáticos y la cancelación de cruceros debido a la pandemia, pero celebró un nuevo hito en la cifra de suscriptores.

El gigante del entretenimiento informó que sus ingresos ascendieron a 11,800 millones, cerca de la mitad que en el mismo periodo del año pasado.

La compañía tiene unos 100 millones de suscriptores de pago. Eso incluye unos 57.5 millones para su servicio de transmisión de vídeo en línea Disney+, junto con unos 35 millones para Hulu y 8.5 millones para su servicio de deportes ESPN+.

A su vez, los inversores observan de cerca las discusiones en el Congreso sobre un nuevo plan de ayuda económica en Estados Unidos.

"Los inversores se dan cuenta de que como este plan enfrenta dificultades a la hora de la votación, será sin duda el último", opinó Stovall.