Wall Street cerró este jueves al alza por primera vez en más de una semana, con el Dow y el S&P 500 avanzando con fuerza, pero muchos analistas consideraron que el repunte será de corta duración.

Un reporte que mostró que las exportaciones estadounidenses marcaron un récord en abril alivió parte de las preocupaciones por la estancada recuperación económica, que habían empezado a afectar al mercado.

Un alza en los precios del petróleo ayudó a que subieran las acciones de los sectores de materiales y de energía. Los inversionistas además aprovecharon para quedarse con las vapuleadas acciones del sector financiero.

El índice S&P del sector materiales subió 1.6% y el del sector energético ganó 1.2 por ciento. El índice cíclico Morgan Stanley, que en junio ha descendido más de 5.2%, ganó 1% este jueves, y el índice bancario KBW subió 1.2 por ciento.

Varios economistas dijeron que el aumento en las exportaciones de Estados Unidos en abril podría llevar a revisiones al alza del crecimiento del producto interno bruto en el segundo trimestre, interrumpiendo una tendencia de expectativas disminuidas.

Pero algunos siguieron cautelosos. Muchos analistas esperan que el índice S&P vuelva a poner a prueba su mínimo de marzo del 2011 a 1,250 puntos, después de que las cifras del mercado laboral entregaron poco margen para el optimismo.

La preocupación acerca del futuro de las bolsas tras la expiración este mes de la segunda ronda de estímulo cuantitativo de la Reserva Federal de 600,000 millones de dólares también pesó sobre el mercado.

Tras caer por seis días consecutivos, "el mercado estaba buscando una excusa para repuntar y la encontró" en las cifras comerciales, dijo Steve Blitz, economista senior de ITG, en Nueva York.

"No se puede tomar en cuenta apenas un día y llegar a la conclusión de que el mercado bajista se acabó", agregó.

El promedio industrial Dow Jones ganó 75.42 puntos, o 0.63%, a 12,124.36 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 subió 9.44 puntos, o 0.74%, a 1,289.00 unidades.

El índice Nasdaq Composite ganó 9.49 puntos, o 0.53%, a 2,684.87 unidades.

El S&P había perdido más de 6% en los seis días previos al jueves, mientras que el Nasdaq casi había borrado sus ganancias del año.

¿OPORTUNIDAD DE COMPRA?

Datos del CBOE mostraron que el ratio de opciones de venta sobre opciones de compra en las acciones subió a 0.99 el miércoles, lo que significa que 99 ventas se concretaron por cada 100 compras, la proporción más alta desde el 15 de enero del 2009.

El promedio había estado entre 0.55 y 0.70 este año.

El alto ratio señala que los inversionistas están protegiendo activamente sus apuestas y preparándose para más declives en el mercado. Pero como en otros casos, el pesimismo extremo podría también ser un indicador contrario.

"Entró mucho miedo al mercado cuando los inversionistas compraron opciones de venta", dijo Jay Shartsis, director de opciones en R.F. Lafferty & Co, en Nueva York.

"(Pero) el alto ratio identifica un buen nivel de compra para las acciones. Cuando un ratio llega a estar tan alto, desde una visión contraria, el factor riesgo-recompensa ahora está significativamente sesgado para el lado de la compra", dijo Shartsis.

El índice de semiconductores PHLX rebotó desde su promedio de movimiento de 200 días y se mantenía cerca de 410, un nivel clave que brindó fuerte soporte en marzo.

Las acciones de Texas Instruments Inc subieron 0.7%, a 32.91 dólares, incluso luego de que la compañía recortó el miércoles sus estimaciones de ganancias e ingresos para el año.

Reflejando el apetito por acciones de compañías tecnológicas, los títulos de Fusion-io subieron 18.4%, a 22.50 dólares, en su primer día en el mercado tras salir a bolsa a un precio de 19 dólares.