Wall Street subió el martes, después de que el anuncio de un retraso en la imposición de aranceles a algunos productos chinos trajo de vuelta a los compradores al mercado bursátil en un repunte generalizado.

Las acciones tecnológicas, lideradas por Apple Inc, llevaron a los tres principales índices del mercado a operar en territorio positivo tras el anuncio, que aplacó parcialmente los temores por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y las crecientes señales de una inminente recesión.

El representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, dijo que su país postergaría la imposición de un arancel adicional de 10% sobre productos chinos clave, que incluyen laptops y teléfonos móviles, que entrarían en vigor el próximo mes.

Apple, que se beneficiaría del retraso en los aranceles, escaló 4.2% en el NASDAQ, al tiempo que el Índice de Semiconductores Philadelphia SE avanzó 3 por ciento.

En el frente económico, los precios al consumidor en Estados Unidos se aceleraron el julio, con el IPC subyacente, que elimina la volatilidad de los precios de los alimentos y la energía, acelerándose a 2.2% interanual. Fue su mayor alza en seis meses, sobre el objetivo de 2% de la Reserva Federal (Fed).

La sana lectura inflacionaria no cambiaría las expectativas del mercado de otro recorte de tasas de interés por parte de la Fed en su reunión de septiembre, mientras lidia con la guerra comercial y sus consecuencias económicas.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 372.54 puntos, 1.44%, a 26,279.91 unidades; el índice S&P 500 ganó 42.48 puntos, 1.47%, a 2,926.23 unidades, y el NASDAQ Composite avanzó 152.95 puntos, 1.95%, a 8,016.36 unidades.

Los 11 principales sectores del S&P 500 cerraron en terreno positivo, con el tecnológico y el de consumo discrecional anotando los mayores avances.

Las acciones de Nike Inc ganaron 2%, mientras que las fabricantes de juguetes Hasbro Inc y Mattel Inc escalaron 2.7% y 4.6%, respectivamente, después de que los juguetes y el calzado entraron en el aplazamiento de las tarifas.

Índice mexicano cierra a la baja

El S&P/BMV IPC, el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cerró contrario a sus pares de Estados Unidos.

El índice S&P/BMV IPC, compuesto por las 35 acciones más líquidas del mercado local, retrocedió 0.94%, a 39,476.50 unidades, con pérdidas en 28 de sus componentes.

Lo anterior, a pesar de un optimismo en los mercados tras el aplazamiento de aranceles estadounidenses contra China. El mal desempeño del sector industrial, encabezado por Grupo Carso, arrastró a la Bolsa.