La Bolsa de Nueva York cerró el martes con una leve alza, en una sesión en la que el avance de los papeles de empresas tecnológicas contrarrestó las preocupaciones por menores panoramas de ganancias.

El avance de Amazon, Facebook Inc y Apple impulsaron al S&P 500 y al NASDAQ, que cerró el día con un alza de 0.5 por ciento.

Los papeles de la compañía de video a demanda Netflix subieron 1%, después de que Cowen and Co refirió que la empresa podría beneficiarse de un alza de espectadores gracias al reciente lanzamiento de la tercera temporada de su serie original Stranger Things.

En tanto, los inversionistas esperan el inicio el miércoles de dos días de testimonio del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, ante el Congreso. Ese mismo día, la Fed dará a conocer las minutas de su reunión de junio.

Los principales índices de Wall Street han retrocedido desde sus cierres récord tras un sólido reporte de empleo el viernes en Estados Unidos, que temperó las expectativas de un agresivo recorte de tasas de 50 puntos básicos por parte de la Fed.

El promedio industrial Dow Jones cayó 0.08%, 26,783.49 unidades; el índice S&P 500 ganó 0.12%, a 2,979.63 unidades, y el NASDAQ Composite avanzó 0.54%, a 8,141.73 unidades.

Alemania arrastra a Europa

Las acciones alemanas arrastraron a la baja a las bolsas europeas el martes, tras una advertencia de utilidades del gigante químico BASF por las fricciones comerciales globales, mientras que un declive en el precio del cobre golpeó a los títulos mineros.

El índice paneuropeo STOXX 600 perdió 0.5%, en una sesión en la que la mayoría de las bolsas cerró en rojo, aunque el IBEX madrileño avanzó.

En la última muestra de los perjuicios de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, BASF advirtió que los beneficios caerán por debajo de lo previsto en el segundo trimestre y el año completo, por la presión del crecimiento global en el sector agrario y automovilístico.

La advertencia provocó varias rebajas de calificación por parte de corredurías, y lastró papeles de pares como Bayer, Covestro, Evonik y Wacker Chemie, al tiempo que presionó a la baja más de 1% de los índices químico y automovilístico de Europa.

El subsector de recursos básicos cayó más de 2%, liderando los desplomes en la región, ya que las mineras se vieron afectadas por el continuado declive del precio del cobre por dudas sobre la demanda del mayor consumidor mundial, China.