New York cerró este jueves con una ligera caída a pesar de las nuevas señales de mejoría del mercado de trabajo en Estados Unidos: el Dow Jones cedió 0.10% y el Nasdaq 0.23 por ciento.

El Standard and Poor’s 500 terminó con ganancias de 0.03%, con 1,838.13 puntos, siendo el indicador que menos gano al cierre de la jornada.

El Dow Jones perdió 16.64 puntos, a 16,446.10 puntos, y el Nasdaq, de predominio tecnológico, cedió 9.42 puntos, a 4,156.19 unidades.

Llevados por una suave brisa de optimismo al comienzo de la sesión, los índices bursátiles neoyorquinos se vieron poco a poco vencidos por el nerviosismo creciente de los corredores ante la proximidad de grandes citas.

Las buenas noticias en el frente del empleo estos últimos días, junto con el alza de la creación de empleos en el sector privado anunciado el miércoles y la baja de inscripciones semanales del desempleo reveladas el jueves dejan augurar un buen informe mensual en el sector el viernes.

"Ahora bien el temor de los inversores es que una buena cifra mañana incite a los miembros de la Fed (Reserva Federal estadounidense) a volverse más agresivos en la reducción de su programa de compras activas", apuntó Gregori Volokhine, gerente de fondos Meeschaert America.

El banco central estadounidense, la Fed, que inyecta 85,000 millones de dólares de liquidez cada mes en el sistema financiero desde hace un año, llevó a cabo en diciembre una ligera reducción de 10,000 millones de dólares sobre estas compras y prevé continuar disminuyendo de forma gradual su ayuda, a raíz de los signos de mejora de la economía estadounidense, especialmente en lo relacionado al empleo.

Y lo que resulta nuevo en las última reunión del comité directivo de la Fed en diciembre "es la decisión en el tono de los miembros dirigentes de reducir su apoyo", reveló Volokhine. Así que si el informe de mañana es mucho mejor de lo esperado, "no serán quizá 10,000 millones sino 20,000 millones de dólares de reducción los que serán anunciados la próxima vez", advirtió.

El mercado obligatorio los títulos subieron. El rendimiento de los bonos del Tesoro a diez años retrocedió a 2.963% frente a 2.993% el miércoles por la tarde y el de 30 años a 3.873% frente a 3.903% del cierre de la sesión anterior.

El rendimiento de los bonos (interés que paga el emisor) evoluciona en sentido inverso a su precio.

frm