Wall Street, que evoluciona limitadamente desde hace más de un mes y no encuentra orientación en los datos mixtos de empleo en Estados Unidos, cuenta con el inicio de la temporada de resultados trimestrales de empresas para tomar un rumbo a partir de esta semana.

En la sesión del viernes, el Promedio Industrial Dow Jones perdió 0.15%, y cerró en 18,240.49 unidades, mientras que el S&P 500 bajó 0.33%, a 2,153.74 unidades.

En tanto, el índice NASDAQ Composite terminó con una caída de 0.27%, a 5,292.405 unidades.

En las últimas cinco sesiones, el Dow Jones perdió 0.37% y el NASDAQ, de dominante tecnológico, también 0.37 por ciento. El índice ampliado S&P 500 retrocedió 0.67 por ciento.

Fue una semana tranquila en conjunto , resumió Tom Cahill, de Ventura Wealth Management, considerando que los inversionistas están alentados por varias estadísticas económicas .

El informe mensual sobre empleo decepcionó, pero si se va a los detalles, hubo datos alentadores sobre la participación del empleo y los salarios, que subieron en relación con 2015 , atenuó Cahill.

Finalmente ese informe parece simplemente mantener el statu quo a la espera de la definición de la política monetaria de la Reserva Federal, como los inversores parecen continuar aceptando la perspectiva de un ajuste en diciembre, la Bolsa de Nueva York se mantiene al nivel al que había comenzado el mes pasado.

El informe (sobre el empleo) debería aparecer mixto para el prisma de los diferentes mercados, dado que probablemente no desaliente completamente a algunos miembros de la Fed de elevar las tasas, sin justificar sin embargo de manera convincente un incremento inminente , durante la reunión de inicios de noviembre, escribió Jason Schenker, de Prestige Economics.

En la semana

Al respecto, los inversionistas asimilarán el miércoles la información sobre la anterior reunión del banco central, de fines de septiembre, al término de la cual decidió, al igual que desde el comienzo de año, renunciar a elevar las tasas.

Principalmente la atención estará centrada en las actas, así como sobre las ventas minoristas (en setiembre) , que se publicarán el viernes próximo, anunció Cahill.

Sin embargo, paralelamente a la macroeconomía, serán sobre todo las empresas estadounidenses las que volverán al centro de la escena con el comienzo del periodo de resultados del tercer trimestre.

Ahora, los resultados de las empresas son el principal elemento a considerar en la Bolsa , adelantó Hugh Johnson, de Hugh Johnson Advisors. La gran incógnita será si van a ser mejores que lo previsto, situándose en el verde en relación con el mismo periodo del año anterior . (Con información de Reuters)