Wall Street cayó la primera sesión de agosto, revirtiendo abruptamente sus ganancias previas después de que el presidente estadounidense Donald Trump volviera a poner de relieve las preocupaciones sobre la guerra comercial entre Washington y Pekín al tuitear que impondrá un arancel adicional del 10% sobre 300,000 millones de dólares en importaciones chinas.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 1.05%, a 26,583.42 unidades; mientras que el S&P 500 retrocedió 0.90%, a 2,953.56 unidades. El Nasdaq, en tanto, bajó 0.79%, para cerrar en 8,111.121 puntos.

Tras pasar la mayor parte de la sesión en camino a registrar su mejor día desde junio, los tres principales índices del mercado giraron violentamente ya que los inversores comenzaron a vender acciones tras los comentarios de Trump.

"A los mercados no les gusta la incertidumbre y esto es un rayo inesperado en términos de incertidumbre", dijo Joseph Quinlan, jefe de estrategia de mercado de una división de Bank of America en Nueva York.

La liquidación se produjo después del primer recorte de tasas de interés por parte de la Reserva Federal en una década y comentarios del jefe del banco central, Jerome Powell, que enfriaron las expectativas de nuevas rebajas este año, lo que Trump ha pedido en reiteradas veces.

Más temprano, el mercado había recibido el respaldo de una serie de resultados positivos en un amplio espectro de compañías, incluyendo a General Motors Co, Kellogg Co , Verizon Communications Inc y Yum Brands Inc .

De los 11 principales sectores de S&P 500, ocho cerraron en territorio negativo, con el financiero, de energía y el industrial -sensible al comercio- registrando las mayores bajas porcentuales.