Las acciones subían el jueves en la bolsa de Nueva York al recuperarse de un retroceso de tres días seguidos, luego de datos que apuntaron a un fortalecimiento de la economía de Estados Unidos que la llevarían a afrontar sin problemas el abrupto declive de los precios del petróleo.

El índice referencial S&P 500 cedió más de 1.00% el miércoles y perdió 2.40% en las tres sesiones previas, su peor racha bajista en dos meses, debido a que la caída de los precios del petróleo afectó gravemente a las firmas del sector energético.

Sin embargo, el desplome del mercado del crudo ayudó a elevar los gastos de los consumidores estadounidenses antes de fin año, puesto que las ventas minoristas de noviembre superaron las expectativas. El índice minorista de S&P saltaba 1.60%, impulsado por el avance de 1.40% en las acciones de Home Depot a 100.36 dólares.

A las 1530 GMT, el promedio industrial Dow Jones subía 1.17% a 17,743.40 puntos, el índice S&P 500 ganaba 1.34% 2,053.37 puntos y el índice compuesto Nasdaq sumaba 1.52 a 4,755.17 unidades.

La profunda caída de los precios del petróleo aumentó las preocupaciones sobre la demanda mundial y avivó los temores en torno a las ganancias de las compañías energéticas. El sector ha perdido 14.70% en el año y reporta el peor desempeño de los principales subíndices del S&P.

Otros datos económicos alentaban a Wall Street. Un reporte indicó una mayor consolidación del mercado laboral, al mostrar que los pedidos iniciales de subsidios por desempleo bajaron en 3,000 a una cifra desestacionalizada de 294,000, mientras que la baja del crudo ayudó a causar el peor declive de los precios de las importaciones estadounidenses en dos años y medio.

Los datos podrían influenciar las expectativas de los inversores de que la Reserva Federal ajustará su afirmación respecto a que mantendrá las tasas de interés en niveles cercanos a cero "por un tiempo considerable" cuando las autoridades de política económica se reúnan la semana próxima.

frm