Las acciones estadounidenses subían este lunes 30 de marzo mientras los inversionistas seguían calculando el impacto económico de la pandemia del coronavirus, luego de un enorme plan de estímulos aprobado la semana pasada por el Congreso y tras un llamado del presidente Donald Trump a que las personas permanezcan en casa.

El Promedio Industrial Dow Jones subía 224.74 puntos, o un 1.04%, a 21,862.06 unidades, mientras que el S&P 500 avanzaba 46.2 puntos, o un 1.82%, a 2,587.67 unidades. El Nasdaq ganaba 173.91 puntos, o un 2.32%, a 7,676.288 unidades.

Un histórico paquete económico de 2.2 billones de dólares y una política de alivio monetario sin precedentes de la Reserva Federal (Fed) ayudó al S&P 500 a cerrar su mejor semana en más de una década la semana pasada, y al Dow Jones la mejor desde 1938.

Sin embargo, los tres principales índices bursátiles cayeron más del 3% el viernes 27 de marzo después de que Estados Unidos superó a China como el país con la mayor cantidad de infectados con el nuevo coronavirus.

Hasta ahora, la crisis ha restado 7 billones de dólares en valor de mercado a las compañías del S&P 500, y ante la falta de claridad sobre cuánto tiempo tomará controlar el brote, los principales indicadores de volatilidad de Wall Street siguen en niveles altos.

"El gran gasto monetario y fiscal está dando a los inversores suficiente margen como para dimensionar la magnitud del daño económico", dijo Stephen Innes, estratega de mercados de AxiCorp.

Trump descartó el domingo un plan muy criticado que apuntaba a que la economía estadounidense volvería a estar a funcionando a mediados de abril, después de que expertos en salud de la Casa Blanca argumentaran sobre la importancia de extender las ordenes de confinamiento para reducir la propagación del COVID-19.

El índice de volatilidad CBOE caía 3 puntos el lunes, pero aún estaba en niveles muy superiores a los de 2018 y 2019.

kg