Wall Street pasó buena parte del martes en rojo, pero cerró en alza en medio de la expectativa de los inversionistas en la víspera de que Estados Unidos informe sobre su inflación. El dato de inflación podría arruinar la frágil recuperación del mercado o ampliar las ganancias.

Rob Haworth, estratega de US Bank Wealth Management, dijo que la recuperación del mercado tras una apertura negativa fue una buena señal, pero que sigue siendo demasiado pronto para predecir que la estabilidad volvió al mercado. “Creo que vamos a tener volatilidad por un par de días más, al menos”, dijo.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.16%, a 24,640.45 puntos, mientras que el índice S&P 500 ganó 0.26%, a 2,662.94 unidades. El índice Nasdaq Composite subió 0.45%, a 7,013.51 unidades.

La Bolsa abrió a la baja, pero al promediar la sesión entró en terreno positivo, donde permaneció.

“Fue mejor que el lunes”, dijo el economista de FTN Financial, Chris Low, quien afirmó que la volatilidad persiste. “Tendremos alzas y bajas en la semana siguiente o en la posterior”, añadió.

Tras caer en corrección la semana pasada, el S&P 500 se ha recuperado 3.2% en las últimas tres sesiones. Sigue estando 7.3% por debajo del máximo histórico del 26 de enero. “El objetivo del S&P 500 sigue en patrones normales, de 2,200 puntos para empezar; sin embargo (...) podríamos estar hablando de una corrección increíble de hasta 60%”, explicó Jorge Sorcia, analista técnico sénior de Top Money Report, boletín financiero y económico.

En México

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con alzas por segundo día consecutivo, al subir 0.20%, por un rebote después de las recientes semanas.

El S&P BMV IPC, se ubicó en 47,926.73 unidades, mientras que el índice FTSE-BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores, cerró con subida de 0.30%, a 971.91 unidades.

valores@eleconomista.mx