Las acciones de Apple alcanzaron un récord de cierre por segunda sesión consecutiva, contribuyendo a las alzas de los índices S&P 500 y NASDAQ y del Promedio Industrial Dow Jones. Durante la jornada, marcaron un máximo intradiario a 135.09 dólares.

Los papeles de Goldman Sachs avanzaron 1% y cerraron con un récord en alza para este banco.

Los bancos registraron avances luego de que los rendimientos de los bonos subieron tras los comentarios de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, quien indicó que la Fed está lista para seguir elevando las tasas, lo cual ayudaría a los bancos a ganar más a partir de los préstamos que hacen.

El índice Standard & Poor’s 500 registró ganancias por sexta jornada consecutiva. Subió 9.33 puntos, o 0.4%, a 2,337.58. Durante la sesión, llegó a registrar una pérdida de hasta 0.3 por ciento. El Promedio Industrial Dow Jones ganó 92.25 unidades, o 0.5%, a 20,504.41. El indicador compuesto NASDAQ subió 18.62 puntos, o 0.3%, a 5,782.57.

El testimonio de Yellen en el Capitolio había sido mayormente anticipado, pero dijo poco que alterara las expectativas de la mayoría de los inversionistas. El banco central incrementó las tasas de interés en diciembre apenas por segunda vez en una década, y Yellen dijo que el fortalecimiento del mercado laboral y un modesto aumento en la inflación deberían garantizar incrementos continuos y graduales de las tasas de interés.

Esperar para elevar las tasas sería desaconsejable y podría eventualmente obligar a la Reserva Federal a elevar las tasas rápidamente para ponerse al día, señaló Yellen. Pero ella repitió la palabra gradual para describir las expectativas de aumentos futuros.

Yellen pareció tener puestas sus zapatillas de baile y fue capaz de alejarse de cualquier comentario que pudiera haber turbado al mercado , dijo Alan Gayle, estratega de inversión y director de colocación de activos en RidgeWorth Investments. Al hacer eso, el mercado de valores ha sido capaz de sostener sus ganancias , agregó.

Las acciones han tenido un fuerte impulso ante las expectativas de que el comercio recibirá más ayuda de Washington así como por una mejoría en la economía y resultados corporativos más sólidos de lo esperado. El índice S&P 500 ha subido 9.3% desde la elección presidencial en noviembre.

Una demostración del optimismo que está alimentando los mercados: propietarios de negocios pequeños dicen que no han sentido este estímulo en 12 años, según una encuesta publicada el martes por la Federación Nacional de Comercios Independientes. Por supuesto, tal grado de efervescencia abre la posibilidad a la decepción si las expectativas no se cumplen.

El impulso subyacente en la economía sigue siendo positivo, así que eso nos proporciona una predisposición positiva hacia el mercado de valores, pero también sabemos que existe mucha volatilidad justo a la vuelta de la esquina , señaló Gayle. (Con información de AP y Reuters)

[email protected]