Después de oscilar todo el día, los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cerraron el viernes muy cerca de donde empezaron.

El ataque con misiles de Estados Unidos contra Siria y las noticias de una desaceleración en las contrataciones el mes pasado, hicieron que los inversionistas se sintieran con poco ánimo de hacer grandes movimientos, excepto con un puñado de emisoras.

Los contratistas de defensa avanzaron tras los ataques. Raytheon subió 1.5% y Lockheed Martin ganó 1.2 por ciento.

Los inversionistas también compraron títulos de altos dividendos, como compañías telefónicas, debido a que buscaron refugios seguros para su dinero.

Las compañías de los sectores financiero y energético bajaron.

El índice Standard & Poor's 500 bajó 2 puntos o 0.1%, a 2,355 enteros.

El promedio industrial Dow Jones descendió 6 unidades hasta 20,656. El indicador compuesto Nasdaq retrocedió 1 punto y cerró en 5,877 unidades.