Wall Street rebotó el viernes y cerró en sus niveles más altos en dos semanas, tras un sólido reporte de empleo en Estados Unidos y comentarios del presidente de la Reserva Federal de que el banco central será paciente y flexible al determinar el curso de las tasas de interés.

Según los últimos datos disponibles, el Promedio Industrial Dow Jones subió 746.94 puntos, o 3.29%, a 23,433.16 unidades, y el índice S&P 500 ganó 84.05 puntos, o un 3.43%, a 2,531.94 unidades.

En tanto, el índice Nasdaq Composite subió 275.35 puntos, o 4.26%, a 6,738.86 unidades.

Las acciones de Apple subieron un 4.3% y lideraron el avance del sector tecnológico, debido a que la compañía comenzó a recuperar el terreno perdido luego de que el miércoles recortó sus estimaciones de ventas durante el trimestre de fiestas de fin de año.

Los papeles de todos los miembros del grupo FAANG, que incluye a Facebook Inc, Apple, Amazon.com Inc, Netflix Inc y a la matriz de Google, Alphabet Inc , cerraron con ganancias.

El mercado acogió muy bien el informe mensual de empleo de Estados Unidos en el que se dio cuenta de la creación de 312,000 puestos en diciembre; un cantidad por encima de la esperada por los analistas.

Powell le devolvió la sonrisa a los inversores que pasaron semanas altamente preocupados por el futuro de las tasas estadounidense de interés.

En una conferencia económica, Powell dijo que la política monetaria de la Fed no tiene una trayectoria "programada" por lo que la entidad bien podría darse un tiempo para observar cómo se va comportando la economía estadounidense en momentos en que la tendencia mundial es al enlentecimiento del crecimiento.

La Fed está "preparada para ajustar la política rápida y flexiblemente" para apuntar a la economía agregó.

Powell también afirmó que no renunciará si Trump le pide dejar el cargo e insistió con que la Fed funciona sin tomar en cuenta los vaivenes de la política.

Trump, que escogió a Powell para presidir la Fed, se ha quejado reiteradamente de que el aumento de las tasas de interés perjudica sus planes de fortalecimiento de la economía estadounidense. Muchos analistas temían que para demostrar independencia, la Fed imponga nuevos aumentos de las tasas.

Los comentarios de Powell apaciguaron a los inversores que temían excesivos aumentos de los intereses, pero Jason Schenker, de la firma Prestige Economics, sugirió que la Fed podría ser más osada.

"Pese a ese tono cauteloso, somos escépticos", dijo Schenker. "Deliberadamente la Fed ignoró los riesgos del comercio y de las tasas de interés mientras tomaba una postura unas agresiva", afirmó.

Muchos analistas esperan un año tormentoso debido a la guerra comercial entre China y Estados Unidos y otros asuntos aún no resueltos como la crisis presupuestal que tiene paralizado parcialmente al gobierno de Estados Unidos.

(Con información de AFP)

abr