El índice S&P 500 cerró este miércoles 18 de septiembre con una subida marginal, después de que la Reserva Federal (Fed) estadounidense redujo las tasas de interés en un cuarto de punto porcentual, tal como se esperaba, aunque dio señales dispares sobre sus próximos pasos.

El Promedio Industrial Dow Jones subió un 0.13% a 27,147.08 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 0.03% a 3,006.73 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, cayó 0.11% a 8,177.39 unidades.

Con el crecimiento continuo y la fuerte contratación como "los resultados más probables", la Fed, sin embargo, mencionó "incertidumbres" sobre las perspectivas y se comprometió a "actuar según corresponda" para mantener la expansión.

Nuevas proyecciones mostraron que los funcionarios esperan que las tasas se mantengan dentro del nuevo rango durante 2020. Sin embargo, en una señal de disenso, siete de 17 funcionarios pronosticaron un recorte más en 2019.

Las acciones en Wall Street cayeron inmediatamente después del anuncio de la Fed, pero se recuperaron durante la conferencia de prensa de su presidente, Jerome Powell, quien dijo a periodistas que el banco central está dispuesto a ser "agresivo" si es necesario.

"Hizo un muy buen trabajo transmitiendo la opinión de que esto es un ajuste de mitad de ciclo, pero que obviamente la Fed está dispuesta a actuar si necesita hacer más", dijo Mike O’Rourke, jefe de estrategia de mercado en JonesTrading.

Las expectativas sobre unas tasas más bajas han apoyado la subida de Wall Street este año. El índice referencial S&P 500 ha avanzado casi 20% hasta la fecha y se ubica cerca de un 1% por debajo de su récord de cierre en julio.

Seis de los 11 principales sectores del S&P subieron en la sesión, liderados por un aumento de 0.5% del índice de servicios públicos y el avance de 0.4% del sector financiero.

kg