Los principales índices de Wall Street cerraron el lunes lejos de sus mejores niveles del día, aunque el Nasdaq y el S&P 500 cerraron la sesión en niveles récord, ya que dudas sobre el momento y el tamaño del estímulo fiscal frenaron el optimismo al inicio de una semana llena de resultados de firmas de megacapitalización.

El Promedio Industrial Dow Jones bajó 36.98 puntos, o un 0.12%, a 30,960 unidades; el S&P 500 ganó 13.89 puntos, o un 0.36%, a 3,855.36 unidades; y el Nasdaq Composite avanzó 92.93 puntos, o un 0.69%, a 13,635.99 unidades.

Los inversionistas desviaron su atención al Senado estadounidense, que busca aprobar una legislación de alivio por el Covid-19 antes de que el juicio político contra el expresidente Donald Trump comience a inicios de febrero.

Tras trepar un 1.4%, hasta un récord intradía, el Nasdaq cedió una buena parte de sus ganancias, aunque los triunfadores en la era de quedarse en casa como Microsoft Corp, Facebook Inc y Apple Inc avanzaron tras los positivos resultados de Netflix Inc la semana pasada.

Aún así, un repunte cerca del cierre llevó al S&P 500 y al Nasdaq a cerrar en niveles récord, después de que el presidente Joe Biden revelara su plan de impulsar la manufactura local a través de compras del gobierno.

Microsoft, que informará sus resultados el martes, subió un 1.58%, después de que Wedbush elevó su precio objetivo de las acciones del fabricante de software ante las expectativas de un mayor crecimiento en su negocio en la nube para 2021.

Los sectores del S&P 500 que albergan acciones de crecimiento de gran capitalización, incluidas las tecnológicas y los servicios de comunicaciones cerraron en máximos.

El laboratorio Merck & Co dijo que frenará el desarrollo de sus dos vacunas contra el Covid-19. Sus acciones superaron bajas previas y ganaron un 0.21 por ciento.

Sectores que han temido un buen desempeño por esperanzas de un rebote económico, como el financiero, el energético y el de materiales lideraron los declives el lunes, mientras que defensivos como los servicios públicos, bienes de primera necesidad y bienes raíces experimentaron alzas.

La debilidad de nombres financieros como Goldman Sachs y American Express sirvió para mantener al Dow en territorio negativo.

kg