El Nasdaq Composite cerró en récord el jueves impulsado por Tesla Inc, mientras que el S&P 500 cayó después de un reporte de que Pfizer Inc había recortado las metas para el lanzamiento de su vacuna contra Covid-19.

Tesla Inc. escaló un 5% después de que Goldman Sachs recomendó "comprar" las acciones en el período previo a la incorporación del fabricante de coches eléctricos al índice S&P 500.

El S&P 500, referente amplio de las acciones de Estados Unidos, cayó desde máximos históricos al final de la sesión después de que Wall Street Journal informó de que Pfizer se enfrentaba a obstáculos en la cadena de suministro para la vacuna, lo que hizo caer sus acciones un 1.7 por ciento.

Los pedidos iniciales de subsidios por desempleo cayeron la semana pasada, pero se mantuvieron extraordinariamente altos en 712,000, mientras que una encuesta separada mostró que la actividad de la industria de servicios de Estados Unidos se redujo a un mínimo de seis meses en noviembre.

"No creo que veamos que esos números empiecen a volver a la normalidad hasta que empecemos a ver el despliegue de una vacuna", dijo Sal Bruno, director de inversiones de IndexIQ.

El Promedio Industrial Dow Jones subió un 0.29%, a 29,969.52 unidades, mientras el S&P 500 perdió un 0.06%, a 3,666.72 unidades. El Nasdaq Composite sumó un 0.23%, a 12,377.18 unidades.

Los títulos de Boeing Co. subieron después de que la aerolínea económica Ryanair pidió 75 aviones 737 MAX con un precio de catálogo de 9,000 millones de dólares, lanzando un salvavidas al fabricante estadounidense de aviones.

kg