Los principales índices de Wall Street subieron el lunes gracias a que una posición más suave de las autoridades sobre la disputa arancelaria con China impulsó un rebote, aunque los avances se recortaron al final de la sesión tras reportes sobre un allanamiento del FBI a oficinas de un abogado de Donald Trump.

Los sectores tecnológico y cuidado de la salud lideraron los avances. Las acciones de Merck & Co Inc dieron el mayor impulso al Promedio Industrial Dow Jones, mientras que las ganancias de Apple lideraron al Nasdaq.

Las acciones subieron luego de que el nuevo asesor económico de Trump, Larry Kudlow, dijo a la CNBC que el presidente podría estar abierto a formar una coalición internacional para lidiar con los problemas comerciales que involucran a China.

Los inversores buscarán nuevas señales sobre la posición de China en materia de comercio internacional cuando el presidente Xi Jinping hable el martes en el Foro Boao de economía.

Pero las acciones comenzaron a recortar avances por la tarde, una tendencia bajista que se aceleró tras un reporte de que el FBI había allanado la oficina de Michael Cohen, abogado personal de Trump, a pedido del fiscal especial Robert Mueller.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 46.34 puntos, o un 0.19 % a 23,979.10 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 8.69 puntos, o un 0.33 % a 2,613.16 unidades. En tanto, el Nasdaq Composite subió 35.23 puntos, o un 0.51% a 6.950,34 unidades.

Los inversores están esperando el inicio de la temporada de resultados para dar un impulso sostenido a las acciones, con los reportes de grandes bancos como JPMorgan Chase, Citigroup y Wells Fargo programados para el viernes.

Los analistas esperan que las utilidades trimestrales de las compañías que integran el S&P 500 hayan crecido un 18,5 por ciento respecto al año anterior, lo que representaría el mayor incremento en siete años, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.

Las acciones de AveXis Inc se dispararon un 81.6 % luego de que la farmacéutica suiza Novartis adquirió a la compañía de terapias genéticas por 8.700 millones de dólares.