Wall Street cerró en baja el jueves 14 de enero, ya que las esperanzas de un nuevo estímulo fiscal antes de que se conozca la propuesta de ayuda por la pandemia del presidente electo Joe Biden fueron contrarrestadas por un debilitamiento del mercado laboral.

El informe semanal de desempleo del Departamento de Trabajo mostró que el número de estadounidenses que pidieron por primera vez subsidios de desempleo aumentó más de lo esperado la semana pasada, subrayando el impacto del resurgimiento de las infecciones por el Covid-19.

El S&P 500 perdió fuerza hacia el final del día tras pasar la mayor parte de la sesión en territorio positivo, cuando los inversionistas contaban con que Biden revelara el jueves por la noche un plan de estímulo que de acuerdo a reportes de prensa alcanzaría 1.9 billones de dólares.

"Hay un tira y afloja entre las perspectivas de un mayor estímulo fiscal, como resultado del control demócrata del Senado, y un mercado del trabajo que tiene un largo camino por recorrer antes de que sane", dijo Emily Roland, codirectora de estrategias de inversión en John Hancock Investment Management.

"Tienes estas fuerzas competidoras que mantienen los mercados dentro de un rango estrecho", añadió. Roland señaló que los decepcionantes datos de empleo podrían proporcionar "más fuerza para que Biden venda el plan".

"Todo el mundo está esperando a escuchar los detalles (...) Ya sea que se trate de 1 o 2 billones de dólares, es una enorme cantidad de estímulo fiscal", dijo.

Citando a dos personas familiarizadas con los planes, el New York Times informó que se espera que Biden revele el jueves un paquete de gastos de 1.9 billones de dólares.

Los inversionistas también parecían tranquilos después de que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, dijo que un aumento de la tasa de interés no ocurriría en un futuro próximo y rechazó las sugerencias para disminuir las compras de bonos pronto.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 68.95 puntos, o un 0.22%, a 30,991.52 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 14.3 puntos, o un 0.38%, a 3,795.54 unidades. El Nasdaq cayó 16.31 puntos, o un 0.12%, a 13,112.64 unidades.

Al interior del S&P 500, se observó un comportamiento mixto. El sector energético (+3.01% en promedio) lideró las ganancias, seguido del subsector de bancos (+1.52%), los cuales reaccionaron al comienzo de la temporada de reportes trimestrales, pues en los primeros días usualmente se publican los resultados de algunas empresas clave de este sector. Los bancos que más ganaron fueron Comerica (+3.45%), que publicará su reporte el próximo martes, y Citigroup (+3.22%), que dará a conocer sus resultados mañana viernes. Por otro lado, las pérdidas de los sectores tecnológico (-0.95% en promedio) y de comunicación (-0.84%) impulsaron al índice a cerrar en terreno negativo, pues tienen una ponderación conjunta de 37.28% en el S&P 500.

Con información de Banco Base.

kg