El Promedio Industrial Dow Jones y el índice S&P 500 cerraron con caídas modestas el lunes, recuperando algo de terreno desde mínimos de sesión, gracias a que los avances en el sector energético ayudaron a contrarrestar los descensos provocados por las disputas comerciales entre Estados Unidos y China.

El presidente Donald Trump anunció la semana pasada la imposición de aranceles a importaciones de productos chinos por un valor de 50,000 millones de dólares. China respondió rápidamente con un gravamen de un 25% a 659 productos estadounidenses, por un valor de 34,000 millones de dólares.

Las acciones de Boeing —que han actuado como un termómetro de las tensiones comerciales con China pues la compañía es el mayor exportador individual estadounidense al país— cayeron un 0.9% y fueron el principal lastre para el Dow Jones. Caterpillar bajó un 0.9 por ciento.

Los títulos de fabricantes de microprocesadores que dependen de China para una gran porción de sus ingresos también perdieron terreno. El índice PHLX de semiconductores cayó un 0.99%, su mayor descenso diario en un mes, y las acciones de Intel se hundieron un 3.4 por ciento.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 103.01 puntos, o un 0.41%, a 24,987.47 unidades, y el índice S&P 500 cayó 5.79 puntos, o un 0.20%, a 2,773.87 unidades. En cambio, el índice Nasdaq Composite subió 0.65 puntos, o un 0.01%, a 7,747.03 unidades.

El índice energético de S&P ganó un 1.1%, liderado por Chevron Corp y ConocoPhillips . Los precios del petróleo subieron porque analistas del mercado redujeron las expectativas de cuánto incrementará su producción la OPEP.

El índice de consumo masivo cayó un 1.5%, con una caída del 2.3% de las acciones de la tabacalera Philip Morris. El tabaco está entre los 545 productos estadounidenses a los que China planea imponer aranceles a partir del 6 de julio.