Los tres principales índices de la bolsa de Nueva York subieron el lunes, liderados por los sectores tecnológico y consumo porque los inversores apostaron a que el crecimiento de la economía siga siendo robusto, mientras que la caída de los precios del petróleo arrastró a los valores energéticos.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 178.48 puntos, o 0.72%, a 24,813.69 unidades, mientras que el índice S&P 500 ganó 12.25 puntos, o 0.44%, a 2,746.87 unidades. El índice Nasdaq Composite subió 52.13 puntos, o 0.69%, a 7,606.46 unidades, y marcando un récord de cierre.

El sector tecnológico del S&P 500 fue el principal impulso para el índice, con un alza del 0.8 por ciento.

Las acciones de Apple subieron a un máximo histórico por las apuestas favorables a su conferencia anual de desarrolladores, mientras que Microsoft impresionó con la adquisición de Github, lo que impulsó al índice tecnológico del S&P 500. Amazon.com lideró al sector consumo.

Datos de empleo en Estados Unidos mejores que los esperados volvieron a ser claves para sostener el optimismo de los inversores, mientras los operadores apartaban su foco de atención de las recientes disputas comerciales.

Pese a estar impresionada "por ver un reporte de empleo tan fuerte en un ciclo de crecimiento tan avanzado", la jefa de estrategias de mercados globales de Invesco, Kristina Hooper, lamentó que Estados Unidos haya anunciado la semana pasada que impondrá aranceles al acero y el aluminio de Europa, Canadá y México.

El índice de consumo discrecional fue el de mayor ganancia porcentual entre los 11 de S&P, con un alza del 1.1%, mientras que el de energía sufrió la mayor pérdida al bajar un 0.9%, acompañando el descenso de los precios del petróleo, presionados por la creciente producción de crudo en Estados Unidos.