Un repunte al final de la sesión llevó a Wall Street a cerrar el martes 2 de junio con sólidas ganancias, en una rueda en la que los participantes del mercado ignoraron el descontento social generalizado y la preocupación sobre la pandemia de Covid-19 para enfocarse en las señales de recuperación económica en Estados Unidos.

El Promedio Industrial Dow Jones aumentó 267.63 puntos, o un 1.05%, a 25,742 unidades; el S&P 500 ganó 25.09 puntos, o un 0.82%, a 3,080 unidades; y el Nasdaq Composite sumó 56.33 puntos, o 0.59%, a 9,608 unidades.

Las acciones tecnológicas, junto con papeles cíclicos como los de los sectores industrial y financiero, dieron el mayor impulso a los tres principales índices bursátiles.

El Nasdaq, el S&P 500 y el Dow Jones se han acercado a sus máximos históricos de cierre en las últimas semanas y ahora están alrededor de 2%, 9% y 13%, respectivamente, por debajo de sus niveles de cierre récord.

El S&P 500 y el Nasdaq han cerrado en territorio positivo en seis de las últimas siete sesiones.

"El mercado no está prestando atención a los posibles problemas que las protestas podrían generar en las economías locales", dijo Peter Cardillo, economista jefe de mercado de Spartan Capital Securities en Nueva York.

Continúan alrededor del país las protestas violentas por la muerte de un afroamericano a manos de la policía, pese a que el presidente Donald Trump prometió desplegar al Ejército para contener a los manifestantes.

"Si la violencia continúa, podría aumentar el impacto provocado por el coronavirus en las empresas", agregó Cardillo. "Muchas tiendas cerrarían, habría toques de queda y la gente no podría comprar. Eso dañaría aún más la economía".

Pero los brotes de un repunte económico generados en gran parte por los grandes paquetes de estímulo del Congreso y la Reserva Federal han incrementado el optimismo de los inversores en Estados Unidos.

kg