Las acciones en la Bolsa de Nueva York subieron más de un 1% este martes, repuntando luego de la fuerte ola de ventas de la sesión previa, gracias a que China tomó medidas para estabilizar el yuan y calmó las preocupaciones de que el tipo de cambio sería la próxima arma en la guerra comercial entre Washington y Pekín.

La intervención de China durante la sesión en Asia ocurrió después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que Pekín manipula su moneda, debido a que dejó que el yuan cayera el lunes a un mínimo de más de una década.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 311.78 puntos, o un 1.21%, a 26,029.52 unidades; mientras que el S&P 500 sumó 37.03 puntos, o un 1.30%, a 2,881.77 unidades. En tanto, el Nasdaq ganó 107.23 puntos, o 1.39%, a 7,833.27 unidades.

"Es una señal de los chinos de que quieren mantener al yuan estable y elevado. Pero también indica cuan rápido pueden cambiar las cosas. Eso está permeando el tono del mercado y es una de las razones que mantiene esa sensación de ansiedad", dijo Quincy Krosby, jefe de estrategas de Prudential Financial.

Las ganancias siguen a una jornada en que las acciones estadounidenses anotaron su mayor baja porcentual diaria del año tras una fuerte depreciación de la moneda china.

La decisión de China de establecer una tasa de cambio para el yuan levemente más fuerte y los comentarios del asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow de que el presidente Donald Trump planea recibir a una delegación china para sostener conversaciones en septiembre alivió los temores de una mayor escalada en la guerra comercial.

El S&P 500 y el Nasdaq rompieron una racha de seis sesiones de caídas. Las acciones se han tambaleado desde que Trump prometió la semana pasada que aplicaría un arancel de un 10% a importaciones chinas con un valor de 300,000 millones de dólares.

El índice de tecnología del S&P, que incluye a compañías que tiene una gran exposición a China y estuvieron en el centro de la ola de ventas del lunes, brindó el mayor impulso al referencial con un alza de un 1.61 por ciento.

Después del cierre de la sesión regular, los papeles de Walt Disney cayeron un 2.6% tras la publicación de sus resultados trimestrales.