Las acciones cerraron con pérdidas el jueves en la bolsa de Nueva York, tras resultados trimestrales que decepcionaron y el nerviosismo porque las disputas comerciales podrían escalar en medio de temores a que la Unión Europea aplique aranceles a productos importados de Estados Unidos.

Funcionarios de comercio de la Unión Europea, que la próxima semana estarán en Washington para sostener negociaciones, estarían preparando una lista de acciones en represalia a los aranceles propuestos por Estados Unidos a las importaciones de autos de la UE.

Las automotrices dijeron que los aranceles a los autos y autopartes estadounidenses podrían aumentar los precios de los vehículos unos 83.000 millones de dólares anualmente. Las acciones de Ford Motor Co y General Motors Co cayeron un 0.5 y un 1.4% respectivamente.

El miércoles, el informe Libro Beige de la Reserva Federal mostró que las compañías manufactureras de los 12 distritos del banco central de Estados Unidos están preocupados por el impacto de la disputa comercial.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 134,79 puntos, o un 0.53%, a 25,064.50 unidades, y el índice S&P 500 cayó 11.13 puntos, o un 0.39%, a 2,804.49 unidades. El índice Nasdaq Composite perdió 29.15 puntos, o un 0.37%, a 7,825.30 unidades.

Las acciones de eBay cayeron un 10,1 por ciento luego de un decepcionante reporte de resultados trimestrales, lastrando con fuerza al Nasdaq y al S&P 500. Las de American Express Co bajaron un 2.7% después de que la compañía reportó crecientes gastos.

La temporada de resultados del segundo trimestre está tomando ritmo y 69 compañías de las que integran el S&P 500 ya reportaron. De ellas, el 85.5% ha sorprendido las estimaciones de analistas al alza, según datos de Thomson Reuters.

Entre los ganadores del jueves, las acciones de International Business Machines Corp subieron un 3.3% gracias a que nuevos negocios ayudaron a la compañía a superar las estimaciones de utilidades.

Las acciones de Comcast Corp ganaron un 2.6% por noticias de que la compañía de cable abandonó su intento de quedarse con los activos de entretenimiento de Twenty-First Century Fox para concentrarse en su oferta por Sky Plc.