Los retornos de la deuda del Tesoro estadounidense bajaron el martes y la curva de rendimiento mostró su menor pendiente en casi 11 años, mientras que las acciones de Estados Unidos cayeron en una sesión corta, lo que alentó la demanda por deuda del gobierno para refugio.

El S&P 500 terminó con una baja del 0.86% y el Promedio Industrial Dow Jones cedió un 0.54%, presionado por Apple, Facebook y otras acciones tecnológicas, tras haber negociado en alza la mayor parte del día.

El mercado bursátil cerró el miércoles temprano antes del feriado del 4 de julio en Estados Unidos.

Los rendimientos se habían mantenido sin cambios en el comienzo de la sesión luego de que China dijo que mantendrá su divisa estable.

El yuan tocó un mínimo de 11 meses frente al dólar, mientras crecía la tensión comercial entre las dos economías más grandes del mundo. El banco central de China intentaba calmar a los mercados financieros después de que su moneda se hundió debajo del nivel psicológicamente significativo de 6,7 unidades por dólar, el más bajo en casi un año.

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump está listo para imponer el 6 de julio aranceles por valor de 34.000 millones de dólares a bienes importados de China. Pekín ha dicho que responderá con tarifas sobre las exportaciones estadounidenses al país asiático.

"Tenemos una demanda por seguridad en el extremo largo de la curva de rendimiento debido a las preocupaciones comerciales", dijo Larry Milstein, jefe de operaciones gubernamentales y de agencias de R.W. Pressprich & Co. en Nueva York.

Los temores a una guerra comercial totalmente declarada elevaron la expectativa de que la desaceleración del crecimiento y la inflación a nivel mundial llevará a que los retornos de los bonos estadounidenses a más largo plazo no suban tanto, pese al indicio de que la Reserva Federal aumentará más las tasas de interés en el corto plazo, según analistas y operadores.

La demanda de bonos para resguardo ha reducido el diferencial de rendimiento entre la deuda a corto y largo plazo. A ciertos inversores les preocupa que los retornos de los bonos con vencimiento más cercano puedan superar a los de mayor plazo. El fenómeno, conocido como inversión de la curva de rendimiento, ha sucedido entre 12 y 18 meses antes de las últimas cinco recesiones de Estados Unidos.

A las 17:31 GMT, el diferencial entre la deuda a dos y 10 años bajo a 29,90 puntos base, después de tocar 29,59 puntos básicos su menor nivel desde agosto del 2007 a 30,30 puntos base. La curva entre los retornos de los bonos a cinco y 30 años llegó a los 22,60 puntos base, su punto más bajo desde julio del 2007, mostraron datos de Reuters.

El retorno del título referencial a 10 años del Tesoro estadounidense cayó casi 3 puntos base al 2.833%, mientras que el de la deuda a 30 años retrocedía 3 puntos base al 2.959 por ciento.