Wall Street terminó netamente al alza el jueves, concentrándose en datos positivos sobre la actividad en Estados Unidos, entre una salva de indicadores en general mixtos: el Dow Jones ganó 0.58% y el Nasdaq 0.70 por ciento.

Según resultados definitivos de cierre, el Dow Jones avanzó 92.67 puntos a 16,133.23 puntos y el Nasdaq, 29.59 puntos a 4,267.55 puntos.

El índice ampliado S&P 500 subió 0.60% (+11,03 puntos) a 1,839.78 puntos.

El mercado estuvo alentado por el anuncio de una aceleración mayor que la prevista de la actividad industrial en Estados Unidos en febrero, según una primera estimación del índice PMI del gabinete Markit.

Los índices "ignoraron datos económicos decepcionantes provenientes de Japón y China", apoyándose en "la inesperada aceleración de la actividad manufacturera y el incremento del índice compuesto de indicadores económicos estadounidenses", subrayaron analistas de Charles Schwab.

Globalmente, los indicadores publicados el jueves sobre la economía estadounidense fueron mixtos.

Según Peter Cardillo de Rockwell Global Capital, los índices de Wall Street estuvieron sostenidos por el leve aumento (+0,3%) del índice compuesto de indicadores económicos estadounidense en enero.

"Eso convenció al mercado de que nos dirigimos hacia un crecimiento más fuerte y que la actual debilidad (de algunos indicadores) está principalmente ligado a los fenómenos meteorológicos", afirmó.

El leve descenso de las solicitudes de beneficios por desempleo en la semana finalizada el 15 de febrero, conforme a las previsiones, es también una señal positiva según Cardillo.

"No es una cifra impresionante, pero podría indicar que lo peor de las consecuencias del mal tiempo serán pronto cosa del pasado", agregó.

Esos datos permitieron relegar a segundo plano la sorpresiva baja de la actividad industrial en Filadelfia en febrero o el incremento inferior a lo esperado de los precios al consumo en enero.

También ocultaron, al menos por el momento, los temores sobre el vigor de la economía china, donde la producción manufacturera se contrajo nuevamente en febrero, a su nivel más bajo en siete meses, según un indicador provisorio del banco HSBC.

nlb