Los principales índices bursátiles en Wall Street borraron las ganancias iniciales para cerrar la sesión con mínimos cambios luego de que el presidente de la Reserva Federal advirtiera sobre los riesgos del precipicio fiscal y dijera que el instituto central no podría compensar su impacto en la economía.

Tras alcanzar ganancias cercanas a 1% luego de que la Fed indicara que incrementaría su programa de alivio cuantitativo (QE, en inglés) en 45,000 millones de dólares mensuales, los mercados comenzaron a acotar ganancias conforme trascurría la conferencia de prensa de Ben Bernanke. Finalmente, el Dow Jones cerró con una pérdida de 0.02%, el S&P ganó 0.04% y el Nasdaq retrocedió 0.28 por ciento.

La Fed anunció que ampliaría su tercera ronda del QE hasta que la tasa de desempleo cayera significativamente, con un objetivo de 6.5%, el cual podría ser alcanzado a mediados del 2015, periodo hasta el cual espera mantener las tasas de interés en mínimos históricos.

Al principio, el incremento del QE era ciertamente favorable. Creo, sin embargo, que en la conferencia de prensa, lo que salió es que todavía parece haber un nivel de incertidumbre con respecto a la estrategia de salida y la eficiencia de la política actual , dijo Bucky Hellwig, vicepresidente de la firma de gestión patrimonial BB&T.

Algunos operadores expresaron a medios internacionales que los inversionistas simplemente vendieron la noticia que ya anticipaban; no obstante, las ventas se profundizaron cuando Bernanke advirtió que el precipicio fiscal ya tiene costos en la economía y que el instituto central no podía compensar su impacto .

Bernanke reiteró el hecho de que la política monetaria tiene las manos atadas en cuanto a lo que puede hacer frente a la gravedad del precipicio fiscal , sostuvo Hellwig.

Por el momento, los inversionistas están tratando de deshacerse de lo que esto realmente significa, dijo Chip Cobb, estratega de inversión de BMT Asset Management al Wall Street Journal; y agregó que el foco de atención está ahora en lo que ocurra al inicio del 2013 y lo que ello implique.

Junto con los mercados accionarios, la divisa estadounidense también concluyó con un tono negativo. El índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense frente a sus seis principales contrapartes, cedió 0.2 por ciento. En tanto, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años se incrementó en seis puntos base a 1.72 por ciento.

PETRÓLEO GANA CON DECISIÓN DE LA FED

En el mercado de energéticos, la decisión de la Fed ayudó a que los precios del petróleo mantuvieran el sesgo alcista con el que iniciaron la sesión y cerrarán con ganancias mayores a 1 por ciento.

Los futuros del crudo estadounidense, West Texas Intermediate (WTI) con entrega en enero, ganaron 98 centavos o 1.1% para concluir en 86.77 dólares por barril en el mercado de materiales de Nueva York. En el intradía, los precios del crudo alcanzaron los 87 dólares.

Analistas coincidieron en que la debilidad del dólar fue lo que ayudó al petróleo a mantener las ganancias, toda vez que el movimiento de la Fed fue considerado neutral para los energéticos. El movimiento tiene que ser visto como negativo para el dólar y, de algún modo, neutral para el petróleo , comentó al Wall Street Journal Elliott Orsillo, cofundador de Season Investment.

Además, hubo algunos factores propios del mercado que ayudaron a que los precios del crudo prolongaran ganancias.

Y es que la OPEP mantuvo su techo de producción de petróleo en 30 millones de barriles diarios y la Agencia Internacional de Energía elevara sus pronósticos sobre la demanda para el 2013.

En Europa, los precios del Brent con entrega en enero avanzaron 1.4% a 109.50 dólares por barril en el mercado de Londres.