Las acciones estadounidenses caían este jueves tras un aumento en los pedidos de subsidio por desempleo que alimentó la preocupación por una inminente realentización económica, mientras que Goldman Sachs bajó su previsión para el índice S&P 500.

Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo aumentaron inesperadamente en la última semana y se mantuvieron a niveles elevados.

El Producto Interno Bruto en Estados Unidos creció a una tasa anual de 1.8% en el primer trimestre, sin variaciones desde el pronóstico anterior y por debajo de las expectativas de analistas que esperaban una expansión más sólida.

En una muestra de la mayor cautela sobre el panorama económico, Goldman Sachs redujo su objetivo para el final del año para el índice S&P 500 a 1,450 puntos desde 1,500 puntos, aduciendo preocupación por los márgenes.

Aún así, la reducción en el objetivo representa una mejora de casi 10% desde los niveles actuales del índice.

"Hemos visto una serie de reportes económicos débiles", dijo Scott Marseilles, estratega técnico de mercado jefe de Wells Fargo Advisors en St. Louis. "A eo se suman renovados temores acerca de Grecia".

Aumentando la desestabilización de los mercados, una portavoz del Fondo Monetario Internacional dijo que el fondo no puede seguir dándole créditos a Grecia hasta que tenga garantías financieras de los países socios de la Unión Europea para el programa de rescate.

El promedio industrial Dow Jones perdía 0.16%, a 12,374.64 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 caía 0.42%, a 1,314.95 unidades.

El índice Nasdaq Composite, en tanto, ganaba 0.42%, a 2,773.07 unidades.

El administrador de fondos de cobertura David Einhorn pidió la renuncia del presidente ejecutivo de Microsoft Corp. Las acciones del componente del Dow subían 2% a 24.68 dólares.

Las acciones de Tiffany & Co subían 8.9% a 76.24 dólares después de que el minorista de productos de lujo reportara sus resultados del primer trimestre y mejorara su panorama.