Las acciones estadounidenses caían el viernes y los principales índices de la bolsa de Nueva York perdían más de 1.00% tras una racha alcista de dos días, mientras los inversores evaluaban los reportes sobre nóminas no agrícolas que ofrecieron señales dispares sobre la economía.

Los empleadores de Estados Unidos aumentaron con fuerza sus nóminas en diciembre, superando las expectativas de Wall Street, mientras que la sorpresiva alza de noviembre también fue revisada al alza. Sin embargo, los salarios declinaron.

Datos publicados por separado mostraron que los inventarios mayoristas subieron en noviembre, también por sobre las estimaciones del mercado, lo que sugiere que el reabastecimiento podría impulsar el PIB estadounidense en el cuarto trimestre.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 210.93 puntos, o 1.18%, a 17,696.94 unidades; el índice S&P 500 perdía 22.93 puntos, o 1.11%, a 2,039.21 unidades; y el índice Nasdaq Composite bajaba 52.68 puntos, o 1.11%, a 4,683.51 unidades.

El índice S&P 500 había ganado más de 3.00% en las últimas dos sesiones, recuperando buena parte de la pérdida de 4.20% vista en los últimos cinco días, ante las expectativas de que la economía estadounidense continuará acelerándose y el Banco Central Europeo aplicará estímulos monetarios más agresivos en las próximas semanas.

Pese al avance de dos días, el Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq estaban en camino a cerrar la semana con bajas.

Los títulos de Five Below se desplomaban 17.90% a 35.81 dólares luego de que la minorista por descuentos proyectó ventas y ganancias en el cuarto trimestre menores a las expectativas.

Los papeles de Bed, Bath & Beyond cedían 7.80% a 73.24 dólares y eran el mayor lastre para el S&P 500 después de que la minorista reportara sus resultados del tercer periodo y proyectara resultados del cuarto trimestre en el punto bajo del rango de las estimaciones.

frm