Wall Street cayó el viernes y el S&P 500 cerró con su mayor baja para mayo desde 2010, después de que la sorpresiva amenaza arancelaria a México del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, generó temores de que una guerra comercial con varios frentes lleve a la mayor economía del mundo a una recesión.

Washington impondrá un arancel del 5% a partir del 10 de junio, el que luego aumentará de manera gradual al 25% hasta que se detenga la inmigración ilegal en la frontera sur, anunció Trump la noche del jueves a través de Twitter.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, respondió instando a su par estadounidense a rectificar.

"Realmente está aplicando un arancel comercial a un problema de seguridad nacional y eso es diferente", dijo Christopher Smart, jefe de Barings Investment Institute en Boston.

"Ese es el problema y ahora qué país no es vulnerable a los aranceles o que tema político, diplomático o de seguridad nacional no incluirá la amenaza de tarifas para solucionarlo. Entonces, si eres un inversor, este es un mundo diferente", agregó.

El Promedio Industrial Dow Jones bajó 354.84 puntos o 1.41%, a 24,815,04 unidades, mientras que el S&P 500 cayó 36.8 puntos o un 1.32%, a 2,752.06 unidades. El Nasdaq, en tanto, perdió 114.57 puntos o un 1.51, a 7.453,15 unidades.

El S&P 500 y el Nasdaq cerraron por debajo de su promedio móvil de 200 días por primera vez desde el 8 de marzo, lo que podría presagiar mayores retrocesos.

En la semana, el Dow Jones bajó 3.01%, el S&P 500 perdió un 2.62% y el Nasdaq descendió un 2.41 por ciento. Fue la sexta semana seguida de caídas para el Dow, su racha semanal negativa más larga desde 2011. Para mayo, el Dow retrocedió 6.69%, el S&P 500 un 6.58% y el Nasdaq se hundió un 7.93%, en la primera baja mensual del año para los índices.

Los fabricantes de vehículos estadounidense se vieron golpeados en la sesión. General Motors Co se hundió un 4.25% y Ford Motor Co un 2.26%, lo que llevó al sector de consumo discrecional a descender un 1.44 por ciento.