Los principales índices de la bolsa de Nueva York cerraron con caídas el martes, arrastrados por el derrumbe de las acciones de General Electric por segundo día consecutivo y un descenso de los precios del petróleo que golpeó al sector energético.

Los títulos de GE se hundieron un 5.9% a 17.90 dólares, con los inversores preguntándose si la enorme reestructuración que quiere llevar adelante el nuevo presidente ejecutivo John Flannery será suficiente para revivir al conglomerado. Las acciones de GE tocaron su nivel más bajo en seis años a 17.46 dólares.

Mientras, el energético fue el que presentó el mayor declive dentro de los 11 sectores del S&P 500 acompañando la mayor caída de los precios del petróleo en un mes. La Agencia Internacional de Energía pronosticó un alza en la producción de crudo en Estados Unidos y tuvo un sombrío panorama para el crecimiento de la demanda mundial.

Las acciones de Exxon bajaron un 0.8% y las de ConocoPhillips perdieron un 2.5%, al tiempo que el sector de energía del S&P 500 descendió un 1.5%, su mayor baja en más de cuatro meses.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 30.23 puntos, o un 0.13%, a 23,409.47 puntos, mientras que el índice S&P 500 cayó 5.97 puntos, o un 0.23%, a 2,578.87 unidades. El índice Nasdaq Composite bajó 19.72 puntos, o un 0.29%, a 6,737.87 unidades.

Servicios básicos y consumo discrecional , sectores que pagan dividendos relativamente altos, tuvieron el mejor desempeño de la sesión.

Así, servicios básicos acumuló un avance de 1.2% desde el cierre del viernes, mientras que consumo discrecional avanzó 2.4% en el mismo lapso, en la mayor ganancia porcentual de 2 días desde finales de febrero.