Un reporte de empleo estadounidense inesperadamente fuerte impulsó este viernes a las acciones en Wall Street un día después de una venta masiva, pero los inversionistas seguían atentos porque el repunte del mercado que lleva meses podría estar próximo a su fin.

Los tres principales índices subían más de 1% luego de que las nóminas de empleo no agrícola crecieron en 244.000 puestos en abril, su mayor incremento en 11 meses y muy por encima de las expectativas de economistas, que esperaban un aumento de 186,000.

"Definitivamente se ha incrementado el riesgo de una corrección. El descenso de las materias primas esta semana fue en cierta forma el comienzo de ello", dijo James Dailey, administrador de cartera de TEAM Asset Strategy Fund en Harrisburg, Pensilvania.

El promedio industrial Dow Jones subía 0.88%, a 12,694.93 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 avanzaba 1.19%, a 1,351.04 unidades.

En tanto, el índice Nasdaq Composite ganaba 1.04%, a 2,843.90 unidades.

Dailey dijo que el próximo nivel técnico de resistencia al alza en el S&P 500 era 1,400 puntos, "pero no llegaremos allí sino hasta que se produzca cierta corrección".

El referencial S&P 500 había caído 2.1% en la semana antes del avance de este viernes. El jueves las materias primas lideraron las ventas masivas de activos en muchos mercados generadas por preocupaciones sobre un deterioro de la demanda.

Dailey dijo que mientras que el mercado en general podría sufrir una corrección de 5-10%, los mercados emergentes y sectores relacionados con materias primas podrían experimentar un descenso de hasta 20 por ciento.

Las acciones Exxon Mobil Corp subían 1.4%, a 83.81 dólares, y las de Chevron Corp ganaban 1.5%, a 104.15 dólares.

El viernes se cumple el primer aniversario de la caída repentina que sufrió Wall Street, cuando el Dow perdió casi 700 puntos en pocos minutos.