Wall Street rebotaba este martes en una jornada deslucida, un día después de que el índice S&P 500 tocara su mínimo de dos meses y mantuviera intacto el pesimismo de los inversionistas sobre la economía.

El S&P 500 ha perdido 4.9% desde un reciente máximo a comienzos de mayo.

El índice cerró el lunes en su nivel más bajo desde el 18 de marzo, tras perforar su mínimo de abril. Algunos inversionistas esperaban más volatilidad y un posible movimiento a la baja antes de que las bolsas se estabilicen.

"Efectivamente sobrevendimos y probablemente teníamos pendiente este repunte pero yo no considero que sea nada más que un repunte en una tendencia bajista", dijo Peter Boockvar, estratega de bolsa de Miller Tabak & Co en Nueva York.

El promedio industrial Dow Jones subía 0.62%, a 12,165.07 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 ganaba 0.43%, a 1,291.74 unidades.

El índice tecnológico Nasdaq Composite avanzaba 0.57%, a 2,718.03 unidades.

Las acciones bancarias, fuertemente vendidas en las últimas semanas, estaban entre las que más subían.

Los títulos de Bank of America Corp subían 1.6% a 11.01 dólares, mientras que el índice bancario KBW subía 1.1 por ciento.

Todos los sectores del S&P estaban en terreno positivo pero se destacaba el sector de consumo discrecional, que avanzaba 1%, también tras la fuerte sobreventa.

Peter Kenny, director gerente de Knight Equity Markets en Jersey City, Nueva Jersey, dijo que el escaso volumen y la falta de compradores podría significar que el repunte será de corta duración.

"El problema para los institucionales en un día como hoy es que el volumen es ligero. Cualquier esfuerzo concertado para recaudar fondos (vender posiciones) podría tener un impacto desproporcionado en los precios", escribió en una nota a los clientes.

La caída del mercado ha dejado al S&P 500 con un avance de sólo 2.9% en lo que va del año.

International Paper Co lanzó una oferta no solicitada de 3,300 millones de dólares por su rival Temple-Inland Inc. Las acciones de Temple-Inland se dispararon 41.5% a 29.74 dólares, mientras que las acciones de IP ganaban 2.1% a 30.25 dólares.