Wall Street subía con fuerza la sesión de este martes en la apertura impulsada por las ganancias de las acciones industriales y tecnológicas, en medio de señales de avances en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El promedio industrial Dow Jones subía 296.65 puntos, o 1.21% para ubicar su nivel en las 24,719.91 unidades, mientras que S&P 500 avanzaba 26.72 puntos, o 1.01% hasta los 2,664.44 enteros. El Nasdaq Composite, en tanto, ganaba 101.13 puntos, o 1.44% para colocarse en los 7,121.66 puntos. 

Las  acciones de Microsoft aumentaban 2.2%, mientras las de los bancos también avanzaban; JPMorgan Chase ascendía 1.9% y Bank of New York Mellon subía un 2.6 por ciento.

La Bolsa de Nueva York, que cayó al inicio del lunes por las tensiones comerciales chino-estadounidenses y turbulencias en torno al Brexit, dio un giro al final de la sesión gracias al vigor del sector tecnológico: el Dow Jones terminó con un incremento de 0.14% después de perder hasta 2% poco después de la apertura y el Nasdaq ganó un 0.74 por ciento.

Acciones automotrices suben 

Las acciones de los fabricantes de automóviles subían tras un informe que indicó que China está dando pasos para reducir los aranceles a los vehículos fabricados en Estados Unidos, una concesión que había sido anunciada por Donald Trump, luego de una reunión con su par chino en Argentina.

Las acciones de los fabricantes de automóviles estadounidenses, entre ellos General Motors Co y Ford Motor Co, subieron alrededor de un 2% en las operaciones previas a la apertura de Wall Street por la esperanza de que la medida revitalice las ventas, que se vieron afectadas cuando China incrementó los impuestos sobre los autos fabricados en el país norteamericano.

Las acciones de las automotrices europeas también repuntaban cerca de 3% por la noticia, ya que varias de estas empresas fabrican vehículos SUV en Estados Unidos y los venden en China.

Las acciones de BMW, Volkswagen AG y Daimler AG subían entre 2.3% y 4 por ciento.

Según el reporte, el gabinete chino recibió una propuesta para reducir los aranceles de los automóviles fabricados en Estados Unidos al 15%, la cual se revisará en los próximos días.