Las acciones estadounidenses abrieron a la baja el martes, después de que unos comentarios del mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, provocaron temores a un aplazamiento en la resolución de la disputa comercial con China hasta después de la elección presidencial en noviembre de 2020.

En la apertura, el Promedio Industrial Dow Jones cedía 281,06 puntos, o un 1.01%, a 27,501.98 unidades; mientras que el índice S&P 500 perdía 26.46 puntos, o un 0.85%, a 3,087.41 unidades. En tanto, el Nasdaq Composite caía 107.27 puntos, o un 1.25%, para colocar su nivel en las 8,460.72 unidades.

Estados Unidos amenazó con imponer aranceles de hasta el 100% a productos franceses, al tiempo que Trump tuiteó que restablecerá los gravámenes a Brasil y Argentina para combatir lo que calificó como una "masiva devaluación de sus monedas".

El índice de acciones paneuropeo STOXX 600, que se desplomó un 1.6% en la víspera -su mayor declive diario en dos meses-, avanzaba un 0.3%, aunque las acciones francesas operaban estables. No obstante, algunas firmas de lujo ampliaban sus pérdidas y los papeles de LVMH caían cerca de un 2%, a mínimos de un mes, aunque otros como los de L'Oreal se las arreglaban para experimentar modestas alzas.

No obstante, la sesión fue negativa en Asia, donde el índice de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo a Japón cedió un 0.4%, el Nikkei japonés restó un 0.6% y los papeles australianos cerraron su peor sesión en dos meses, con un desplome del 2.2 por ciento.

La respuesta china al respaldo estadounidense a los manifestantes prodemocráticos de Hong Kong también enfrió el ambiente. Pekín dijo que los barcos y aviones militares de Estados Unidos no podrán visitar Hong Kong y anunció sanciones contra algunas organizaciones no gubernamentales.

El índice de acciones mundiales de MSCI operaba estable en mínimos de una semana.

Los papeles destacados chinos comenzaron la recuperación, cerrando en negro, al igual que el referencial de Shanghái, que había tocado antes mínimos de tres meses.

En los mercados cambiarios, el dólar operaba cerca de su nivel más bajo en una semana frente al yen y próximo a su cota más reducida en casi dos semanas ante el euro, presionado por débiles datos manufactureros en Estados Unidos.

Los precios del crudo subían por expectativas de que la OPEP y sus aliados acuerden profundizar sus recortes de producción en la reunión que celebrarán esta semana.

erp