Wall Street seguía cayendo este viernes y el Nasdaq pasó a pérdidas para lo que va del año, después de que débiles datos de exportaciones de China y una disputa sobre el segundo rescate de Grecia presionaron a la ya frágil confianza de los inversionistas.

Las acciones bancarias se encontraban entre las de peor desempeño.

La Reserva Federal dijo que planea ampliar el número de bancos que serán sometidos a las pruebas usadas para determinar si pueden subir los dividendos y si las instituciones están manteniendo suficiente capital.

"Se suma a lo negativo, lo que hace más fácil ser pesimista y vender cualquier acción financiera", dijo Michael James, operador principal en Wedbush Morgan en Los Angeles.

El índice de bancos regionales KBW caía 1.5% y el índice del sector financiero del S&P retrocedía 1.6 por ciento.

El índice Nasdaq Composite borraba las ganancias que llevaba en el año, en tanto el Dow y el S&P 500 se encaminaban a cerrar su sexta semana consecutiva de pérdidas.

Una serie de débiles datos económicos estadounidenses en las últimas semanas han hecho que los inversores se alejen de las acciones.

Las ventas de China a Estados Unidos y a la Unión Europea se desplomaron a su nivel más bajo desde finales de 2009, excluyendo el feriado por el Año Nuevo Lunar, lo que subrayaba la perspectiva de que la economía mundial está débil.

Otro punto negativo para las acciones estadounidenses fue la caída del euro, ante los temores a la crisis de deuda de Grecia, que eclipsaron el apoyo de una probable alza de la tasa de interés de la zona euro el próximo mes.

Los inversores recientemente han estado fijándose en la estrecha correlación entre las acciones y el dólar

El promedio industrial Dow Jones cedía 1.13%, a 11,986.91 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 bajaba 1.20%, a 1,273.48 unidades.

El índice Nasdaq Composite cedía 1.15%, a 2,654.01 unidades.