El sector energético lideraba el lunes una venta masiva de acciones en la bolsa de Nueva York, ante una caída de los precios del petróleo a mínimos de cinco años y medio y un dólar fuerte que también pesaba sobre otras materias primas.

Los precios de los futuros del petróleo cayeron a su nivel más bajo desde mayo del 2009 a partir de un exceso de suministro global y una demanda decepcionante. La producción petrolera de Rusia alcanzó en 2014 un máximo en la era post soviética, y la exportación de crudo de Irak fue en diciembre la mayor desde 1980.

La amplia ola de ventas es resultado de operadores sabiendo dónde no quieren estar invertidos antes de identificar la próxima oportunidad de compra, de acuerdo a Gordon Charlop, director gerente de Rosenblatt Securities en Nueva York.

"Hay mucho para digerir en este momento", dijo el analista en referencia al descalabro de los precios del petróleo.

Más allá del efecto positivo que tiene en los consumidores, los operadores están buscando descubrir si la caída de los precios de la energía podría ser negativa para otros sectores del mercado.

La fortaleza del dólar está presionando todavía más a las materias primas que se transan en esa moneda. Una medición de la moneda estadounidense contra una canasta de divisas alcanzó un máximo desde diciembre de 2005.

A las 1648 GMT, el promedio industrial Dow Jones perdía 229.23 puntos, o 1.29%, a 17,603.76 unidades, mientras que el índice S&P 500 caía 26.53 puntos, o 1.29%, a 2,031.67. El índice Nasdaq Composite perdía 38.890 puntos, o 0.82%, a 4,687.921.

El sector energético del S&P 500 caía 4.09 por ciento. En los últimos dos trimestres del 2014 el sector bajó alrededor de 20.00 por ciento.

frm