Las acciones en Estados Unidos caían este miércoles por otra ronda de débiles datos económicos que sembraba dudas sobre la fortaleza de una recuperación económica, y llevaba a analistas a recortar sus previsiones para un importante dato de empleo que se conocerá el viernes.

Los principales índices perdían más de 1 por ciento. La baja ocurre tras datos que mostraron un caída en el crecimiento en el segundo trimestre, una tendencia que se vio apoyada por los reportes de este miércoles de empleo privado y de actividad industrial.

Los empleadores privados en Estados Unidos sumaron 38,000 puestos de trabajo en mayo, la cantidad más baja desde septiembre del 2010, según datos de ADP Employer Services.

El índice del Instituto de Gerencia y Abastecimiento de la actividad industrial nacional bajó a 53.5 en mayo -su peor lectura desde septiembre del 2009- desde 60.4 el mes previo.

"Hay claramente un debate en curso dentro del mercado sobre cuánto de la desaceleración que estamos viendo es temporal, relacionado con la situación en Japón, y los cortes en la cadena de abastecimiento, y cuánto es una ralentización más de los fundamentos", dijo Keith Hembre, economista jefe de First American Funds en Minneapolis.

El promedio industrial Dow Jones bajaba 1.49%, a 12,382.55 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 perdía 1.32%, a 1,327.49 unidades.

El índice tecnológico Nasdaq Composite retrocedía 1.32%, a 2,797.94 unidades.

Las acciones bancarias estaban entre las de peor desempeño. Los títulos de JPMorgan Chase & Co perdían casi 3% a 42 dólares y las de US Bancorp bajaban 2.7% a 24.92 dólares. El índice bancario KBW retrocedía casi 3 por ciento.

Las acciones de Marathon Oil Corp perdían 2.8% a 52.71 dólares, después de que la petrolera integrada llegó a un acuerdo para adquirir propiedades de gas y de petróleo en el campo de esquisto Eagle Ford, en Texas, de la firma de inversión privada KKR y de Hilcorp Resources Holdings LP por 3,500 millones de dólares.