Las acciones estadounidenses subían por cuarto día seguido este jueves mientras las bolsas llegaban al cierre del trimestre, impulsadas por un reporte sorprendentemente sólido para las manufacturas en la región central del país.

La actividad industrial en la región aumentó más de lo esperado este mes, alentada por un salto en los nuevos pedidos. Eso ayudó a aliviar la preocupación acerca de la economía, que había afectado a los mercados en los últimos dos meses.

"El escenario de un debilitamiento a nivel nacional ahora es menos sólido", dijo Pierre Ellis, economista senior de Decision Economics, en Nueva York. "La noticia realmente buena es que los pedidos volvieron a repuntar".

El promedio industrial Dow Jones ganaba 1.14%, a 12,401.66 unidades.

El índice Standard & Poor's 500 subía 0.86%, a 1,318.66 unidades.

El índice Nasdaq Composite ganaba 1.13%, a 2,771.41 unidades.

El índice S&P 500 avanzaba sobre su promedio móvil de 50 días a 1,317, un nivel en el que los analistas dijeron que el índice encontraría resistencia.

El índice S&P 500 ha ganado más de 3% en su mejor racha de tres días en tres meses dado que el Parlamento griego adoptó el miércoles las medidas de austeridad necesarias para evitar una cesación de pagos.

Este jueves, los legisladores aprobaron una legislación que permitirá la implementación del plan que demandaron los funcionarios europeos.

El S&P 500 ha perdido menos de 1% este trimestre, mientras que el Dow ha ganado 0.5% y el Nasdaq registra un declive de 0.5 por ciento.

La Reserva Federal concluye su programa de compra de bonos por 600,000 millones de dólares, conocido como QE2, este jueves y no ha ofrecido ninguna muestra de más alivio monetario.

Los mercados estuvieron volátiles durante mayo y junio, en parte por las aprensiones acerca del término del alivio cuantitativo.