Las acciones cerraron el martes principalmente al alza en una jornada sin sobresaltos, ya que los inversionistas tomaron con calma la reunión del presidente Donald Trump con el líder norcoreano Kim Jong-un y volvieron su atención a tres reuniones de bancos centrales en los próximos días.

Al cerrar operaciones, el S&P 500 subió 0.2% para concluir en 2,786.85 unidades, su mejor nivel desde el 1 de febrero. El promedio industrial Dow Jones bajó 0.01% a 25,320.73 puntos y el tecnológico Nasdaq avanzó 0.6% y se ubicó en 7,703.79 unidades. El Russell 2000 de empresas pequeñas avanzó 0.5% a 1,682.30 puntos.

Tanto el Russell como el Nasdaq alcanzaron nuevos récords.

En la conclusión de su cumbre, Trump y Kim se comprometieron a trabajar por la “desnuclearización total de la península coreana” y “construir un régimen de paz duradero y estable”.

Estas promesas reiteran en gran medida acuerdos del pasado, pero muchos detalles son vagos y no hubo acuerdo para poner fin al estado técnico de guerra entre las Coreas. El acuerdo en potencia podría reducir las tensiones geopolíticas en una región rodeada por tres de las economías más grandes del mundo: Japón, Corea del Sur y China.

Después de la cumbre, las acciones de los fabricantes de armas y contratistas de la defensa estuvieron entre las menos favorecidas en el S&P 500. Raytheon bajó casi 3% a 206.61 dólares, Lockheed Martin bajó 1.3% a 315.16 dólares y Northrop Grumman bajó 1.5% a 329.35 dólares.

Los inversionistas se enfocaron en la salud de la economía estadounidense.

La Reserva Federal (Fed) inició una reunión de dos días sobre las tasas de interés. Los inversionistas prevén que el banco central elevará la tasa referente por un cuarto de punto a un rango de 1.75-2 por ciento. Pero les interesa sobre todo saber cuántos aumentos de tasas adicionales habrá este año.

Funcionarios de la Fed observan cuidadosamente la inflación, ya que su meta es de 2% anual. Puesto que la inflación base sigue siendo baja, es probable que los aumentos de las tasas sean graduales.

BMV sigue con racha positiva

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con un alza de 0.78%, con lo que el principal indicador accionario sumó su quinta jornada consecutiva de incrementos, después de la reunión entre Estados Unidos y Corea del Norte.

El S&P/BMV IPC se ubicó en 46,660.75 unidades. Las emisoras que apoyaron el avance del mercado fueron: el grupo industrial Alfa con 2.79%, FEMSA con 1.30%, Walmart con 1.22% y América Móvil que subió 1.08 por ciento.

[email protected]